¡Te voy a llevar al huerto!...Ecológico claro ;) -
4568
post-template-default,single,single-post,postid-4568,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

¡Te voy a llevar al huerto!…Ecológico claro ;)

¡Te voy a llevar al huerto!…Ecológico claro ;)

trabajo_huerta_eco_

Llego al final del curso de Gamificación con la sensación de que mi concepto de Juego y Jugar estaba equivocado ¡creo que he jugado más de lo que pensaba!

De repente siento que sólo necesitaba entender que jugar puede tener muchos objetivos y formas y que hasta yo misma puedo crear un proyecto para gamificar. En eso he estado ocupada estos últimos tiempos y ahora vengo a compartirlo contigo. 

 

Definiendo objetivos:

El principal objetivo que me he propuesto a la hora de desarrollar esta idea es la de sensibilizar a más personas en la agricultura ecológica, la creación de comunidades sostenibles en torno a ella es algo que creo que puede traernos muchos beneficios como sociedad, no sólo porque confío en las propiedades de los alimentos ecológicos (sin pesticidas) sino porque el modelo agroalimentario y económico que se desarrolla alrededor de estos proyectos locales tiene mucho que aportar en estos momentos de crisis.

 

Reglas del juego: 

 

Mi idea se basa en algo virtual, para comenzar, pero que pueda tener saltos a la vida real dónde compartir y explorar la huerta de verdad. Todo ello desde la creación de una historia en la que el jugador es un personaje más y llega a un lugar ¿imaginario? dónde las reglas están basadas en la ecología.  En realidad no todos tienen que ser agricultores, pero nos centraremos en esa parte.

La idea principal del diseño de este juego es que cada uno tenga que sacar adelante algún cultivo, desde las semillas, que algún amigo le habrá regalado (¿a modo de invitación para entrar en el juego? ) hasta la cosecha y su venta o distribución. La consecución de objetivos y las relaciones con otros jugadores será a través de la COLABORACIÓN. Para mi este es uno de los puntos más importantes. Tú me ayudas, yo te ayudo y ganamos todos. Pero además, como ya sabes que me encantan los cuentos, todo va envuelto en una historia…

 
Había una vez…
…un lugar en el que, al llegar, alguien te dice «Te voy a llevar al huerto» y entonces te regala semillas ecológicas para que las cuides y riegues durante unos días…
…de repente salen los primeros brotes y como premio por haberlas cuidado bien ¡ganas una parcela para cultivarlas!
…pero entonces, te das cuenta de que no dispones de herramientas para trabajar la tierra así que tienes que conseguirlas ¿cómo? 
Colaborando: tus vecinos te dicen que las tienen, pero antes tendrás que ayudarlos a cosechar y después ellos te las prestan ¿aceptas?
Si has llegado hasta aquí ya puedes plantar tus brotes y regarlos…¿tienes agua? …¡No!
Tendrás que explorar y buscar dónde se encuentra y montar un sistema de riego a la vez que preparas la tierra…
…si lo consigues obtendrás como premio una cesta de productos ecológicos, para que sientas el sabor de la tierra y sobre todo para reponer energías y seguir con tu trabajo…
…pero ¡oh noooo! mientras saboreas esos deliciosos manjares, de los cuales te das cuenta que su sabor es excepcional, una plaga de pulgón llega a tu huerta ¿qué haces? …Recuerda: tus productos son ECOLÓGICOS: no puedes eliminar esa plaga con pesticidas ¿entonces? Necesitas Mariquitas para que se coman ese pulgón…
…Así que le das vueltas y de repente ¡tienes una idea! Les pides ayuda a tus amigos «¡Te voy a llevar al huerto!» les dices 😀 ¡por cada amigo que lleves obtendrás 10 mariquitas para salvar tu huerto! 
…si lo salvas conseguirás más terreno para cultivar, pues has demostrados ser buen agricultor/a y tus amigos también tendrán su recompensa, semillas ecológicas para comenzar a cultivar ¡Todos contentos!
…llegado el momento de cosechar tienes exceso de producto pero además necesitas alimentos para ti ¿vendes? ¿intercambias?
…justo ahí,  alguien necesita mariquitas y tú le das a cambio de alimentos para ti…
…y en esas estabas cuando un día alguien nuevo llega al lugar y le dices: «Te voy a llevar al huerto» y le regalas semillas y a cambio te ayuda a hacer conservas con el excedente que tienes …
y de repente todo vuelve a comenzar…»
[youtube=http://youtu.be/eh3g-gj4CyY]
 

Quién gana y qué:

 

La idea es sencilla y ponerla en práctica puede tener muchos matices, en realidad creo que las posibilidades pueden ser infinitas, desde las redes sociales a las aplicaciones móviles pasando por tareas que haya que cumplir realmente en el huerto

Las recompensas están basadas en una mezcla de motivaciones intrínsecas y extrínsecas, donde cada jugador ganará motivación en la medida en la que crece su huerta y es capaz de resolver los diferentes de retos que vayan surgiendo. Estos retos no tienen porqué ser única y exclusivamente relacionados con su parcela sino que se extenderán a la comunidad de forma que, si el jugador participa, también será reconocido como experto en determinados temas.

Dentro del diseño, para mi, tiene mucha importancia el establecer bien las relaciones entre los integrantes de la comunidad.  Ésta, de la que cada uno forma parte, es la que tiene éxito, la que gana cuando todos ganan, en la medida que se hace más sostenible y ecológica. Me parece interesante que se vaya recompensando eso con reconocimiento y elementos embellecedores, por ejemplo como jardines,  en los que su diversidad vaya aumentando a medida que la comunidad va consiguiendo objetivos. Introduciría aquí también actividades en la huerta de verdad, offline, como concursos de haikus, talleres de pintura con algunas hortalizas y muchas más actividades, a través de las cuales, las diferentes comunidades puedan obtener logros  relacionados con las artes y el disfrute desde el entorno natural. Alguno de los compañeros en el curso me proponía algo que me gustó mucho, en las visitas que se hacen a la huerta, hacer fotos de hojas o partes de alguna verdura u hortaliza y compartirlas en  facebook para que otros adivinen lo que es…¡Así aprendemos todos! 

Para terminar hay algo que, aunque no tengo muy claro como se desarrollaría, sí que me parece importante incluirlo. Las comunidades son finitas, no se trata de expandirse y repetir el modelo agroalimenatrio y económico actual sino de entender que con lo cercano tenemos suficiente para estar bien y en equilibrio. Pero este es un tema que aún tengo que meditar…

¿Cómo lo ves? ¿Te dejarías llevar al huerto? 😉

Post Relacionados:

El presente de poder sembrar el futuro

…a veces…

jugando,

ando…

y así

¡Te voy a llevar al huerto!

 
Chocolate Bailable
info@chocolatebailable.es

Una bailarina geóloga, una geóloga cuenta-cuentos,una cuenta-cuentos jardinera, una jardinera apasionada por los mapas, una comunicadora nata y ahora Community Manager y Diseñadora web, buscadora profesional de la belleza.

5 Comments

  • Susana

    29.06.2013 at 11:53 Responder

    Me encanta tu propuesta, Ángela. El huerto es un lugar que da mucho juego 😉

    • Angela

      29.06.2013 at 17:06 Responder

      Sí que lo es y hay tantas posibilidades…! Veremos cómo lo vamos implementando 😉
      Un beso!

  • Tegala

    02.07.2013 at 17:30 Responder

    Me encanta esa cabecita tuya siempre llena de propuestas refrescantes… de tu mano me dejo llevar al huerto…
    Un abrazo fuerte, fuerte

    • Angela

      21.07.2013 at 17:38 Responder

      Gracias linda! Con tu compañía siempre, todo, es mejor 😉 Besito fuerte!

  • Angela

    03.07.2013 at 09:18 Responder

    Tegalita linda! Gracias 😉 Otro abrazo bien fuerte y lento, con las mejores energías por duplicado 😀

Post a Comment