corazón desafinado samba

A ritmo de corazones ¿des?-afinados

Ahora que ya llegó Noviembre y la lluvia amenaza con llevarse todo lo que no sirve, ahora que tengo un cuarto con ventana y me sigue acompañando tu ausencia, vengo a hablarte de algún corazón que pensó que estaba desafinado. . .pero ¿quien decide lo que es estar (des) afinado?

 

Sin que te des cuenta, TÚ que vives contando cada moneda de metal que pasa por tus manos, solo tienes afinados los oídos para las oportunidades que algún mendigo deja pasar y te obsesiona el brillo de ritmos que no son el tuyo propio.

Así pasan los días y a veces se te atragantan las palabras como espinas de un pescado cenado en algún restaurante sin compañía. Mañanas en las que el sueño se te pega a las ideas y no consigues despertar ni con tazas extras de café. Tardes en las que el hambre de ritmos nuevos te sube a los tacones de una vida llena de notas musicales que sí te gustan. Noches en que, por más que intentas besar, el viento que mueven sus palabras gritadas, no te deja llegar hasta sus labios.

 

A ti, vengo a decirte que yo voy buscando mi propio ritmo,el color de cada canción, las notas que darle a las horas, los simbolos que tendrá cada trabajo y los lugares donde quiero que suene. Quizás a algunos no les guste pero eso significa que ¿son ellos los des-afinados?

Prefiero pensar como dice la canción:

 

♫ Pra todo efeito
Se sambar é meu defeito
Queira me perdoar
É carnaval
Não me tire da jogada
Eu hoje sambo até
De madrugada ♫

 

Y es que mientras algunos corazones piensan que están des-afinados yo me empeño en descubrir ritmos nuevos al compás de cada uno y creo firmemente que como dice la canción:

“En el pecho de cada desafinado también late un corazón”
¿no es ese ritmo suficiente para moverte a tu son?

 

…A veces…
♫Você com sua música esqueceu o principal
Que no peito dos desafinados
No fundo do peito bate calado
Que no peito dos desafinados
Também bate um coração ♫

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

18 comentarios en «A ritmo de corazones ¿des?-afinados»

  1. Precioso, el texto y tu forma de expresarlo. Yo creo que todos andamos des/afinados alguna vez a vistas de otros, pero es que para aprender a tocar bien la guitarra, hay que reconocer cuando está desafinada primero, no?

    Responder
  2. Gracias Geminiana! Me gusta la idea de conocer la guitarra a fondo para saber cuando está desafinada, en realidad, quien mejor que nosotros para saber cuando nuestro ritmo es o no es el que nos gusta 😉
    Besos y gracias por pasarte por aqui!

    Responder
  3. Jose Luis, bienvenido a Chocolate Bailable! Gracias por venir y dejarme un regalo tan especial! Me encanta el vídeo…inspirador 😉 En eso estamos por aquí, intentando no perder nunca el propio ritmo!

    Adwoa: fíjate que yo sigo igual que tú 😀 vamos a tener que practicar más, eh? Afinando ahí ritmos y latidos, probando músicas, lugares, gentes…yo no tengo prisa y por el momento lo siento cada vez más en su ritmo 😀 Gracias por venir!

    Responder
  4. Ángela, me ha encantado tu post, como siempre por otra parte… y me ha recordado aquel poema que decía: “Yo no digo mi canción, sino a quien conmigo va”. Solamente tú puedes decidir si estás o no desafinada, porque son tus oídos los que te dirán si la música que te acompaña te hace la vida más feliz o no… y lo que escuchen otros siempre estará condicionado por su propia visión…
    Abrazos con música de fondo

    Responder
  5. Shubhaa me alegra que te haya gustado! Cada vez estoy más convencida de que es así. solamente uno mismo puede sentir cuando está o no desafinado, pero también estoy convencida de que hay que afinar mucho el oído y escucharse, sentirse y pensarse mucho.
    Otro abrazo musical bien apretao!

    Responder
  6. Bello mensaje, que da mucho que pensar …En verdad, somos cada un@ de nosotr@s los que debemos considerar si nuestra melodía desafina …, dónde y en qué momento …, también sería interesante indagar qué motivo/s lo han causado … al fín y al cabo, cada un@ es construct@r de su propia vida … Yo pienso, que muchas veces esa desafinación es necesaria, puesto que nos llevará a descubrir acordes nuevos, que ni nosotr@s mism@s sabíamos que existían … En cualquier caso, lo que no nos debe importar significativamente es que nuestra melodía no sea la misma que la del resto del mundo … De eso se trata, de dotar al Universo de bellas melodías …

    Responder
  7. En efecto Mª Luisa, pienso como tú. El estar desafinado, siempre y cuando seamos nosotros lo que lo consideramos así, puede llevarnos a encontrar nuevos acordes (¡qué bonita metáfora!) y nuevas melodías que no hubiéramos imaginado 😀
    Gracias por venir, estar y aportar! Saludos!

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

La luna y el sol

“Cuenta la mitología que antiguamente, cuando mandaban las mujeres, los hombres estaban obligados a obedecer y a efectuar todos los trabajos, aun los menos agradables. Para mantener a los hombres en esta subordinación, las mujeres habían inventado unos juegos que transformaron en la ceremonia llamada Kloketen. Estos consistían en que las mujeres se pintaban el

Leer más »

Que seas Feliz!

Ahora que ya estoy de vuelta al país vecino, después de unas intensas vacaciones por España e Italia, vuelvo también para escribirte y contarte algunas cosas. Este final de año ha sido muy especial y aunque me hubiera gustado desearte un buen comienzo antes no tuve tiempo y por eso ahora aquí van mis mejores

Leer más »
creatividad chocolate bailale
Creatividad

Mis “trucos” para SER creativa (1/3)

Hace tiempo que descubrí que la inspiración no es aquella musa que va de cama en cama enredándose sólo con quien ella decide, si no más bien, una luz que uno puede encender y apagar casi, casi cuando quiere. Y digo casi porque lo que falta, a veces, es insistencia o disciplina y lo que

Leer más »