Un poco mas libre, un poco mas igual

libertadLucia vive en un pueblo del interior con 6000 habitantes. Lucía tiene 16 años recién cumplidos y un novio al que adora. Igual que sus amigos estudia y estudia y sale los fines de semana pero sueña con volar lejos en cuanto cumpla 18 y pueda ir a la universidad. Sí, porque  Lucía quiere ir a la universidad y estudiar periodismo o literatura. Lucia quiere poder contar historias, vivir otras vidas y conocer mas.

Los padres de Lucia quieren que su hija estudie, que se case, que tenga hijos y que sea feliz, pero por ese orden, porque esa es la secuencia lógica que debe seguir la vida de una mujer. Los padres de Lucia no aprueban su relación con Julian pero saben que se le pasará cuando llegue a la universidad.

Los padres de Julian se van algunos fines de semana y así ella y él duermen juntos  mientras los padres de Lucia piensan que ella está en casa de su mejor amiga. Así le dan alas a ese amor  de adolescentes, tan romántico, tan soñado, tan perfecto.

Es sábado por la noche y aún tienen la mitad del fin de semana por delante pero ya no será divertido. Él tiene en la mano el último preservativo que han usado,  esta roto por la mitad como los sueños de ella. Conteniendo el aliento Lucia hace cuentas y mas cuentas, pero no le salen…

Después de una noche sin casi poder dormir Lucia se arregla y se viste con sus mejores ropas de domingo, para parecer decente, para parecer normal, como si nada hubiera pasado. No se lo ha pedido pero sabe que será juzgada por el médico que la espera en el centro de salud cuando le pida la píldora del día después. Su amiga María le contó que solo había ido allí una vez, por el mismo motivo y él le respondió: “yo no estoy aquí para quitar vidas a nadie, hubiera sido mas responsable señorita” – y tuvo que ir a otro pueblo a probar suerte. Así se imagina su encuentro con el médico y aunque le tiemblan las piernas va decidida pues no tiene otra alternativa…

Lucia tiene hoy 23 años y está a punto de acabar su carrera, es casi una periodista de primera. Lo consiguió pero sabe que ahora empieza una etapa de mucho trabajo y aprendizaje a muchos niveles.

Hoy mientras Lucia revisa las noticias se encuentra con esta:  “Una decisión que traerá igualdad” y lee que en tres meses en España será posible comprar la píldora del día después  en las farmacias sin receta médica. Lucía sonríe y se acuerda de aquel fin de semana con Julian,  de aquel médico que le esperaba en aquel centro de salud  que le explicó para qué servia lo que le estaba recetando, detalle por detalle. Que le dijo que aquella píldora no era abortiva y sí un anticonceptivo de emergencia, que le  dijo que quizás pudiera notar algún efecto secundario y le nombró algunos de ellos, que le dijo muy serio pero de forma profesional que aquello no era un método anticonceptivo para usar normalmente y que además no la protegería de enfermedades de transmisión sexual. Por suerte nunca más tuvo que tomarla pero no sabía si habría una segunda vez…

Hoy Lucia, como muchas otras mujeres, se siente un poco mas libre al ver esa noticia aunque sabe que eso implica mas educación, mas consciencia de la responsabilidad pero sobre todo más igualdad…

Aquí puedes ver mas información:

Decálogo de la pildora del día después

La píldora poscoital sin receta divide a los médicos y enfada al PP

Por fin sin receta, desde Ciberculturalia, un lugar que te recomiendo que visites, podrás encontrar tambien esta y otras noticias contadas de una forma esquisita, con buen gusto, sentido y sensibilidad.

…a veces …

cuentista pero siempre

viviendo la realidad…

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

11 comentarios en «Un poco mas libre, un poco mas igual»

  1. Em Portugal, a lei de comercialização da “pílula do dia seguinte” foi aprovada em Setembro de 1999 e é de venda livre nas farmácias. estranho como em Espanha é mais dificil adquiri-la! afinal de contas, fazemos todos parte da UE!! beijo

    Responder
  2. Pois é…somos todos UE mas nem sempre tratamos os problemas e as soluções da mesma forma. É bom saber que aqui em Portugal ja tinham tomado conta do asunto há que tempos…
    Obrigada linda!
    Beijo!

    Responder
  3. Querida Angela, si es una buena noticia para consolidar lo que deben ser las decisiones de las mujeres, decisiones tomadas en libertad… Poco a poco se van dando pasos muy positivos. Gracias también por tus palabras tan cariñosas respecto a mi blog. Sabes que allí tienes tu casa. Un abrazo. Nos seguimos

    Responder
  4. pues claro que si, es una muy buena noticia
    yo todabía recuerdo cuando, no se si está bien decirlo, creo que no importará
    en la farmacia de tu abuelo, yo las mangaba para mis amigas, y no una ni dos veces, bastantes veces, eramos jovenes
    e irresponsables, pero queríamos ser libres
    y yo sobretodo solidario,
    porque antes los medicos ni te la recetaban

    un beso, ya he preparado tu cuento, uno para cada uno
    me ha encantado, te deseo suerte
    y ya sabes y sabeis
    que bonito es que bonito

    Responder
  5. @ Carmen: Gracias por tu visita a este, también tu espacio y por seguir contando cosas tan bien. Como tu dices, nos seguimos! Beso!

    @ Jose: me imagino cuantas veces sacaste de apuros a alguna de tus amigas, y cuantas se quedaron sin píldoras y sin amigos como tu.
    Sobre el cuento, mil gracias por llevárselo a ellos, y mil gracias por leerlo y que te haya gustado! Espero que lo paséis muy bien todos juntos, llévate muchos besos de mi parte para todos!

    Responder
  6. Qué grande José, tú si que eras un Amigo! Pues si afortunadamente las cosas van cambiando, y esta nueva medida hace que la sociedad sea más libre, que lo seamos nosotras las mujeres pero que también las relaciones entre hombres y mujeres maduren y crezcan desde la posibilidad de elegir.
    Qué bien contada la historia de Lucía Ange, no es fácil hablar de este tema, pero tú consigues abrirnos perspectivas ricas y diferentes.

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Wislawa Szymborska
Poesía

Si acaso – Wislawa Szymborska

Podía ocurrir. Tenía que ocurrir. Ocurrió antes. Después. Más cerca. Más lejos. Ocurrió, no a ti. Te salvaste porque fuiste el primero. Te salvaste porque fuiste el último. Porque estabas solo. Porque la gente. Porque a la izquierda. Porque a la derecha. Porque llovía. Porque había sombra. Porque hacía sol. Por fortuna había allí un

Leer más »
Relatos cortos

Una historia de amor eterno

Tercer día consecutivo yendo a la misma librería. Hoy, ella camina en unos vaqueros gastados y zapatillas deportivas. Una camiseta rosa palo con la frase en la espalda “si no puedo bailar no es mi revolución”, hacía que él quisiera aprender a bailar. Un mechón de cabello pelirrojo insistía en esconder la mitad de su

Leer más »

Que sigan los años!

Que sigan los años sí, que sigan pasando que se vuelva el tiempo eterno que podamos siempre disfrutarlo Que me sigas enseñando como se cuidan las flores cómo aprovechar cada instante cómo deshacerme de los dolores Que tu risa y felicidad se multipliquen hoy y todos los días tantas y tantas veces como el amor

Leer más »