corazón chocolate bailable

Un corazón en bandeja

Escribo solo para decirtechocolate bailable seduciendo a la vida

que ayer me encontré un corazón

estaba en la cocina,

en una bandeja,

tenía una herida mortal

y aún así un color rojo brillante.

 

 

Escribo solo para decirte

que alguien iba a cocinarlo

vi hojas de perejil y algunos ajos,

pelados al lado de los fogones,

y entonces

sentí en la boca el sabor de una pregunta

¿alguna vez te has comido un corazón?

 

Escribo solo para decirte

que por más que lo intento

no consigo imaginar su sabor

pasado por la sarten,

en una cocina industrial

en pleno mes de enero

un jueves por la tarde.

 

 

 

 

…a veces…

uno se encuentra

un corazón

en bandeja, 

cuando, como y donde menos…

se lo espera…

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

7 comentarios en «Un corazón en bandeja»

  1. Amiga,

    Não pude deixar de reparar quie as tuas 3 últimas postagens falam do coração, mas ao que julgo saber,infelizmente, não é por boas razões! Deixo-te um abraço de solidariedade e a letra desta canção que tenho para mim como preciosa – muitíssimo, pois é uma canção cuja letra coloquei no preâmbulo da minha tese de doutoramento, feita em memória do meu saudoso Pai um admirável trasmontano a lembrar Miguel Torga!.Se quiseres ouvir a canção que me faz rebentar a alma em lágrimas sempre que a ouço, dá uma vista de olhos aqui! Mas é isso! Hoje é o primeiro dia do resto da tua VIDA! Segue em frente! Abraço

    http://letras.mus.br/sergio-godinho/408984/

    Força!
    José Gomes

    Responder
  2. Querido amigo José!!! Realmente a minha energia esta a concentrar-se mais no coração ultimamente, é verdade. Mas esta tudo bem, estou a viver muitas mudanças boas e que sei que me levam para a vida que eu quero 🙂 E sim, é o primeiro dia do resto da minha vida, isso acontece cada dia! Obrigada por estar aí! Beijo no coração!!!

    Responder
  3. No me he comido un corazón a mordiscos, con ajo y perejil o con un chorrito de aceite de oliva. Me he comido un corazón a besos, a caricias, con abrazos cálidos…

    Un abrazo y mil besos para tu corazón poeta

    Responder
  4. mmmm……yo un dia encontré el mio por ahí tirado, lo miré bien para saber como debia recomponerlo y curarle la herida, me arremangue, puse manos a la obra……ahora va algo revolucionado pero funciona de maravilla, no me lo comí ni deje que nadie se lo comiera 🙂 o sea que la respuesta a la pregunta, es no 🙂

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Si Dios fuera Mujer – Mario Benedetti

Si Dios fuera Mujer Mario Benedetti ¿Y si Dios fuera mujer? pregunta Juan sin inmutarse, vaya, vaya si Dios fuera mujer es posible que agnósticos y ateos no dijéramos no con la cabeza y dijéramos sí con las entrañas. Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez para besar sus pies no de bronce, su

Leer más »

Sueños de India: inspiración en estado puro

“Cuando cierras un libro vienes de muy lejos. Has sido otro. Ya no puedes ver con los mismos ojos tu casa, tu colegio, tu familia ni a esa persona que tú creías ser. Nada es para ti igual a como era  cuando te fuiste” Rafael Reig Creo que tengo alguna especie de sinestesia o bien

Leer más »
Poesía chocolate Bailable
Poesía

También han regresado las moscas

Escribo solo para decirte que amaneció soleado, luego hubo tormenta, más tarde volví a ver el sol, que mi cuarto huele a jazmín, hemos recogido las primeras flores del patio. Escribo solo para decirte que mi ultima abuela se ha ido. Para siempre. Viví el instante mágico de su última inspiración. Olía a paz, amor

Leer más »