Coimbra Medieval

feria medieval Este fin de semana como cada año en Coimbra se celebró la Feria Medieval, un día en que el tiempo da marcha atrás y retrocedemos  y retrocedemos…

Allí perdida entre la gente, me enredé entre las flores del campo, los guerreros sin batalla y las brujas con alma, sí porque como se suele decir haberlas  hailas…

Encontré un panadero que soñaba ser guerrero y ponía un poco de canela en la masa por si aquel día ella apareciese a comprar y así se enamorase de él al probar el primer bocado…

…una mujer con unas manos delicadas que pasaba las horas haciendo coronas de flores mientras pensaba en lo bonitas que quedarían en la cabecita de la hija que nunca tuvo mientras sus dos hijos jugaban al escondite y revoloteaban alrededor…

…un hombre que servia la mejor sopa del mundo siguiendo la receta de su madre, que era ciega, a la que adoraba y llevaba a todas partes describiéndole siempre paisajes y personas increíbles…

…un mendigo que nada tenía y todo lo daba, porque había viajado y conocido el mundo entero y se había despojado de todo lo material porque lo único que quería conservar eran sus recuerdos y si se llenaba de cosas que no necesitaba tenia miedo de olvidar…

músicos que tocaban gaitas y tambores llegados de tierras lejanas y que traían historias de otros lugares, de otros amores, que echaban de menos sus casas y que por eso tocaban con tanta pasión, porque sentían cada nota de cada canción…

…un guerrero que luchaba porque no sabia hacer otra cosa y envidiaba al panadero porque ella siempre le sonreía de forma especial y trabajaba su cuerpo y preparaba estrategias mientras el tiempo pasaba y pasaba…

…una bella muchacha que preparaba artesanías de barro  soñando con que algún día sus manos moldearían el cuerpo de él…de aquel guerrero que solo sabia luchar pero que siempre la miraba a los ojos y era capaz de acariciarla con ellos…

…dos ancianas que vendían flores silvestres y que cada tarde las recogían del campo además de otras plantas para hacer sus hechizos sin que nadie las viera… para que la armonía reinara en aquel poblado, para que el panadero siguiera poniendo canela porque a ellas les encantaba, para que el guerrero siguiera luchando y las defendiera de los males, para que la mujer de manos delicadas continuara haciendo coronas de flores y así  todas tuvieran con que adornarse, para que el hombre de las sopas continuara haciéndolas y contándole historias a su madre y sin saberlo entreteniendo a todo el pueblo que escuchaba todas y cada una de sus descripciones con mucha atención, para que el mendigo siguiera siéndolo y no olvidara y ellas alimentaran el alma de cada persona que lo alimentara a él,  para que la bella muchacha del barro aprendiera bien a moldear el barro soñando con aquel guerrero mientras producía utensilios que todos necesitaban y compraban, para que la música no faltase, música con pasión y aquellos que la tocaban siguieran lejos de sus casas para que pusieran el alma en cada canción…

y en un rincón encontré abrazos perdidos, besos robados, canciones felices, amores furtivos, hijos amados y allá en el fondo un “corazón partio” como eran antes, antes de estar juntos, el tuyo y el mío…

…a veces …

cuentista…

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

19 comentarios en «Coimbra Medieval»

  1. Angela! gracias por tu relato.Me encantan las ferias medievales y tu haces que por un ratito disfrute de ella con sus colores , olores, disfraces…….! que bien lo cuentas!
    Un beso muy fuerte

    Responder
  2. Olá angela!

    há uns tempos que tenho vindo a seguir o teu blog, fazes-me entrar noutra dimensão ao ler as os teus posts…mas nunca me tinha dado para comentar….

    mas hoje…inevitável…é espectacular como eu estive exactamente na mesma feira que tu e jamais imaginei todo este conto 🙂 gostei muito da interpretação =) faz-me realmente entrar numa máquina do tempo e reviver aquela época…parabéns **

    Responder
  3. há uns tempos falaram-me muito bem da Feira Medieval de Óbidos e fiquei cheia de curiosadade em ver este tipo de evento. Só soube da de Coimbra, ontem! adorava ter visto e com esta descrição tao realista fiquei mesmo “augada”.da aproxima avisem com tempo! besitos

    Responder
  4. Olá Elisabete!
    Bem vinda a Chocolate Bailable e obrigada por deixares cá umas linhas…é sempre tão bom saber que há alguém ali do outro lado…
    que pena que a gente não se tenha visto na feira, poderia ter-te mostrado onde estavam estas personagens todas…e aquele lugar recôndito onde encontrei beijos, abraços, …
    Fico feliz de que tenhas gostado! Volta sempre!
    Beijo!

    Responder
  5. Pois é Lisete…pena que não tivesses vindo! Para a próxima vamos todas juntas e de certeza que conseguimos apanhar mais historias, mais beijos, mais abraços e demais coisas escondidas…
    Chocolate bailable estava com saudades tuas…
    besos, besos y mas besos!

    Responder
  6. eu sei que á algum tempo que não deixava comentarios! mas assim é mais emocionante. tu sabes que eu sou uma leitora assídua do Chocolate Bailable! ainda bem que existes amiga 😀
    Beijiho grande

    Responder
  7. Qué bonito Ángela! Me ha gustado mucho cómo lo has hecho y me recuerda a algo que dice así ” no sueñes tu vida, vive tus sueños”. Creo que es lo que tu has aprendido a hacer ahora.
    Un beso fuerte.

    Responder
  8. Hola Sara!
    Bienvenida a Chocolate Bailable y gracias por dejar unas líneas!
    Me alegra que te haya gustado este post…quien sabe la próxima vez que vayas a una feria medieval de las que hay donde tu vives veas algunas de estas historias…serás capaz de verlas y de contarlas? ahí te dejo el reto…!
    Que sigas escribiendo tan, tan bien y sobre todo transmitiendo tanto…
    Beso enorme!

    Responder
  9. La línea entre ficción y realidad, tu imaginación y lo que vives, esa feria podría estar llena de una multitud vacía de historias o de personajes apasionantes capaces de sumergirnos en una diversidad de cuentos. Gracias Ange por llevarnos tan lejos, en una sola feria, tu feria de historias.

    Responder
  10. pues si…ultimamente parece que estuviera mas dormida cuando veo cosas, o será mas despierta y veo mas allá?
    hummm quien sabe….pero sí, voy con los ojos y sentidos bien despiertos para traer aqui las historias con las que me cruzo…
    Besos!

    Responder
  11. Las ferias siempre me han gustado, con sus galerias de personajes que te sugieren que otras vidas son posibles. Y que la propia tambien puede cambiar…a mejor. Sólo hace falta tener despierta la curiosidad y dejar que te lleve por territorios sentidos. Besines y gracias por tus bellas palabras

    Responder
  12. Hola Elena!
    Me alegra que te haya gustado! Hace un año que escribí este texto y ahora que lo vuelvo a leer hasta yo me sorprendo de lo mucho puedo llegar a dejar volar la imaginación…
    Besos y gracias por venir a verme!

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Poesía

Ahora que es otoño y …

Ahora que es otoño y mi maleta por fin descansa en lo alto de la casa me siento a escribirte rodeada de flores y me pregunto  ¿me habré equivocado de estación? Ahora que es otoño y el limonero, que creíamos muerto, ha decidido florecer, te cuento, mientras te sirvo una taza de té, que he vivido uno

Leer más »
Felicidad
Bailable

El verdadero secreto de la felicidad…

Hace unos días viajaba en coche con algunos familiares a los que quiero mucho y hacía tiempo que no veía y de repente sonó una canción en la radio que me dejó pensando en algo importante, el verdadero secreto de la felicidad… El grupo no es de mis favoritos, hasta podría decir que conozco las

Leer más »

Cumpliendo 35: aprendiendo a dibujar, jugar. . .

Una de las cosas que más me gusta de este espacio es que puedo ser como realmente soy, que para eso es mi casa, por eso me gusta venir a celebrar mis cumpleaños contigo.  Esta vez llego un poco tarde, ya fue el lunes, pero de todas formas te traigo las energías que me acompañan

Leer más »