primavera poesía

Tengo una primavera dentro

Tengo
una primavera dentro
queriendo brotarse.

 

Una bandada de pájaros
revoloteando alrededor
de mi cintura
que me provocan
casi el mismo vértigo
que sentía
al tener tus manos
colgando de mis caderas.

 

Lágrimas
despidiéndose a besos
de mi sonrisa perenne
y raíces
que me agarran los pies
con una tierna confianza.

 

Tengo
en el corazón
una margarita feliz
que no necesita
deshojarse
pues ya sabe
que quiere
amar al vuelo
latiendo al son
de…
¿oyes los tambores?

 

Tengo,
desde hace tiempo,
como te digo,
una primavera dentro
queriendo brotarse
y por eso
me vas a permitir
que la reciba
con la ilusión
bien despierta
y  abril
recién desabrochado.

 

…a veces…

esta primavera 

se quiere brotar

tanto

¡que es pura candela!

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

6 comentarios en «Tengo una primavera dentro»

  1. Una primavera que prepara el camino para un verano que palpita…
    Así se viven las primaveras, con las caderas al son de tambores y abril desabrochándose…
    Un abrazo latido a latido…

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Si Dios fuera Mujer – Mario Benedetti

Si Dios fuera Mujer Mario Benedetti ¿Y si Dios fuera mujer? pregunta Juan sin inmutarse, vaya, vaya si Dios fuera mujer es posible que agnósticos y ateos no dijéramos no con la cabeza y dijéramos sí con las entrañas. Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez para besar sus pies no de bronce, su

Leer más »
Chocolate Bailable poesía
Poesía

Recorriéndote – Gioconda Belli, poesía para un domingo

Quiero morder tu carne, salada y fuerte, empezar por tus brazos hermosos como ramas de ceibo, seguir por ese pecho con el que sueñan mis sueños ese pecho-cueva donde se esconde mi cabeza hurgando la ternura, ese pecho que suena a tambores y vida continuada.   Quedarme allí un rato largo enredando mis manos en

Leer más »

Cocinando con Afrodita

No me gusta mucho cocinar, pero esta no es la mejor forma de empezar un post para TI, ¿verdad? Una de las cosas que me he propuesto para este año es la de cocinar mas, al menos una vez a la semana, como TÙ me aconsejaste. Así que hoy, después de un día complicado en

Leer más »