poesia chocolate bailable

Si no fueras mujer y fueras una mimosa…

 

Si no fueras mujer serías árbol, pero no uno cualquiera, más bien una mimosa espléndida en flor, frondosa y profundamente enraizada en la tierra

 

Si no fueras mujer y fueras una mimosa darías una sombra fresquita, como la de marzo, para todo aquel que necesitase descansar y tendrías un olor dulce y nada empalagoso, como el que se siente en una tarde de abril cuando el viento despeina las flores de este árbol y se te cuela la suavidad de su aroma por la nariz.

 

Si no fueras mujer y fueras una mimosa  verías llegar desde lo alto  y a lo lejos el futuro y no sólo aquel que te traen algunas nubes, sino también ese que ya discurre por tu savia desde hace siglos en forma de intuición ¿sabrá la gente todo lo que saben los árboles? Supongo que no se lo imaginan. 

 

Si no fueras mujer y  fueras una mimosa las personas se acercarían cada poco a abrazarte sintiendo que han contribuido a fortalecer tu aparente fragilidad. Sin embargo, en cada pedacito de esas amarillas flores delicadas, reside esa ansiada quietud que ofreces sin que nadie lo sepa. A veces se te olvida pero tienes una profunda raíz que hace que el simple viento que mueve tus flores no llegue siquiera a removerte las entrañas.

 

Si no fueras mujer y fueras una mimosa ¿podría la naturaleza hacer contigo una excepción y concederte algo especial? Sin dudarlo, claro que sí y tendrías la oportunidad de dar unos frutos muy especiales. En alguna época del año, solo decidida a tu antojo, de tus ramas caprichosas caerían granadas, sabrosas, rosadas y que se estallaran en la boca de quien supiera como comérselas ¡Inolvidables muestras de que por tu interior corre nada más y nada menos que tu propia voluntad!  

 

Si no fueras mujer y fueras una mimosa estoy segura de que tus padres descansarían juntos cerca de ti, floreciéndose y marchitándose contigo a cada estación y sintiéndose tremendamente orgullosos de haber sido capaces de crear un ser tan especial como tú. Y así estarán hoy, cerquita y acompañándote y brillando desde lo más alto, como cada vez que llega la primavera y tu cumpleaños el 21 de marzo.

 

Querida prima Lucia, te deseo el mejor de los cumpleaños y que este nuevo año alrededor del sol sigas brillando ¡como las flores de esa mimosa que llevas por dentro! ¡Que rías, bailes y goces como solo tú sabes!  ¡Hoy quiero que este espacio sea una vez más lugar de celebración y que juntas festejemos tus primaveras!  Brindemos con una copa llena de amor por tu vida y gritemos ese ¡WOW! para que la felicidad se quiera quedar bien pegada a nosotras 😉 ¡Te quiero mucho!

 

 

¡FELIZ CUMPLEAÑOS LUCIA! 

…a veces…

¡que inmensa

gratitud

siento

por ser parte de

las vidas de quien

amo!

 

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

6 comentarios en «Si no fueras mujer y fueras una mimosa…»

  1. Que bonitooo!!seguro que bailarems y ns divertiremos mas de lqe habitualmente hacemos!!angela contigo es imposible no emocionarse un beso para mi flor y para ti muaks

    Responder
  2. Brindo por estas dos mujeres, hija y sobrina. Por tanta generosidad y por ser como árboles que nos invitan a abrazarles para devolverles solo un poco de lo que ellas nos dan siempre.

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Viajar chocolate bailable
Bailable

Esto es vida. . .!

  Hoy vengo feliz porque tengo por delante 3 días para estar pegada a tu ombligo y en ese abrazo eterno me llevas a turistear por el mundo. . .   Nos acompañan la cámara de nuestras retinas, mi cuaderno, tu mano en la mía y algunos poemas de Gioconda Belli para leerte en el

Leer más »
Relatos cortos

Amor bailable

Allí estaba yo como cada jueves a las 19:55 subiéndome a mis zapatos de flamenca y adentrándome en mi falda de volantes. Los tres primeros meses de embarazo ya habían pasado pacíficamente y desde hacía dos semanas había recuperado mis rutinas de bailadora. No tenía la misma precisión de movimientos pero el embarazo me regalaba

Leer más »

Coimbra Medieval

Este fin de semana como cada año en Coimbra se celebró la Feria Medieval, un día en que el tiempo da marcha atrás y retrocedemos  y retrocedemos… Allí perdida entre la gente, me enredé entre las flores del campo, los guerreros sin batalla y las brujas con alma, sí porque como se suele decir haberlas 

Leer más »