Las sobras

-¡Amor de sobra y no sobras de amor es lo que tú necesitas, mi niña! – Antonia daba vueltas por la cocina mientras consolaba, a su manera, a Fernanda, la hija de su jefa Mª Auxiliadora.

Llevaba trabajando en esa casa más de 30 años y conocía a Fernanda como si la hubiera parido.

-Si es que no ganas para disgustos, mi niña. Esos hombres que te buscas no te convienen. Todos aparecen sin pedir permiso y se van igual. Ya no hay hombres como los de antes. Una se casaba con ellos y era hasta la muerte, como yo con mi Luis, que en paz descanse. – Antonia cortaba cebolla a una velocidad pasmosa y tenía dos o tres pucheros encendidos a la vez.

Fernanda contenía la angustia en la garganta. Dos lagrimones se iban turnando de ojo en ojo, para ponerle el punto de sal a las sobras de la cena de la noche anterior, que a ella le servían de almuerzo. Siempre le había gustado almorzar sobras ¿o a eso se había acostumbrado también?

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Del amor, la vida y las lentejas

Querida hermana, si TÚ la rubia: Querida hermana, si TÚ la morena: No sabes lo feliz que me pongo cada vez que recibo noticias tuyas desde donde estás. Ya veo que estás aprovechando muy bien el tiempo haciendo cosas sin parar, yo también creo que el día debería tener mas de 24 horas ¡pero nada!

Leer más »
Relatos cortos

Abrazar un espejo

Estoy aprendiendo a dar abrazos. Aún no puedo hacerlo con todo el mundo. La gente no lo sabe y a mi se me da bien disimular. Si alguien se aproxima demasiado tengo técnicas avanzadísimas para escurrirme como una lagartija. La que más uso en realidad es muy básica,  no acercarme mucho a nadie. Está muy

Leer más »

Babies: 4 formas diferentes de ser (educar? a) un bebé. . .

Durante las vacaciones de navidad de este año, lejos del trabajo y cerca de tus abrazos, tuve la oportunidad  de disfrutar de algunos momentos inolvidables contigo, uno de ellos mientras vimos esta película “Babies”, te acuerdas? TÚ, que me lees hoy, te cuento que hacía algún tiempo que había escuchado noticias de ella pero no

Leer más »