poesía árbol encina

¡Gracias por dejarme plantada!

 

Foto: Maria González Merino

Querido amor:

Escribo sólo para decirte que sigo aquí plantada, en el mismo lugar dónde me dejaste.  Al principio la sensación de oscuridad y presión de la tierra sobre mí era insoportable ¡yo era una semilla tan pequeña! Casi no podía respirar y el dolor me tenía paralizada. Intenté llamarte y buscarte pero no tuve respuesta. Tu silencio me pareció el peor de los castigos y más aún, sin saber por qué lo recibí.

Escribo sólo para decirte que de repente ya no tenía miedo, ni sensación de soledad y sí  una necesidad imperiosa de sacudirme de furia y rabia ¿por qué me dejaste allí, así, sin más? Entonces, desde la impotencia, ocurrió algo extraño… ¡me moví! Pensaba que las semillas no podían moverse. Además  empezaron a brotarme brazos y piernas y comencé a crecer y de ahí pude obtener algún alimento.

Escribo sólo para decirte que aunque me había acostumbrado a tu silencio mantenía la esperanza de que volvieras, al menos, para darme una explicación. Pero un día la perdí, dejé de sentir que eso fuera posible entonces…lloré día y noche, comencé a aceptar que ya no volverías y sin darme cuenta todas esas lágrimas me regaron y limpiaron algo de la tierra que me envolvía y crecí…

Escribo sólo para decirte que seguí creciendo sin parar hasta que de repente un día… ¡vi la luz! No me podía creer que todo aquello lo hubiera hecho sola con todo lo que llevaba en las entrañas… ¡Wow! El sol me calentó hasta el último rincón de mi corazón…espera… ¿corazón? Entonces me di cuenta de que hacía tiempo no recordaba como era su latido y la cantidad de amor que desprendía…gracias a ti y a tu silencio había vuelto a escucharlo…

Escribo sólo para decirte que hoy, ha brotado en mí una flor y sigo fascinada con el olor que desprende y que haya surgido de la semilla tan diminuta que yo era. El sol, la lluvia y la tierra van dándome todo lo que necesito y apenas tengo que concentrarme en el día a día para que todo vaya bien ¡esto es como un milagro!

Escribo sólo para decirte que a veces aun te recuerdo, el poco tiempo que estuve en tus manos fue bonito y me sentí feliz. Amarte, amarnos, amarme fue un placer. Y si en algún momento vuelve a mi cabeza ese ¿por qué me dejaste así de plantada? Olisqueo mi propia flor,  mi corazón late más fuerte recordando el amor que sentí por ti y se acompasa al ritmo de la gratitud, a veces, soltando alguna lágrima que me deja aún más brillante y luminosa.

Escribo sólo para decirte que ¡me estoy convirtiendo en un árbol! los he visto a mí alrededor y sé que voy a ser como ellos ¡frondosos, altos, increíbles! Recuerdo haberte dicho que yo era una semilla de arce, aunque no tenía ni idea de lo grande y hermosa que podría llegar a ser, ahora si lo sé. Lo que no recuerdo es que me dijeras lo que eras tú, me gustaría pensar que quizás también eres otro árbol y te has quedado plantado en algún otro lugar.

Escribo solo para decirte que algún día, cuando pueda cobijar a la sombra, cuando mis flores deleiten los sentidos de muchos y yo sirva para despertar en otros la belleza y el amor, siempre recordaré que fue gracias a que tú, un día, me plantaste y yo puse todo mi amor para…simplemente, SER.

Nube de Agua – Verónica Valerio (Mexico)

¡Gracias María por la foto, al verla, supe que era para este texto! 

¡Gracias Iván por esta canción que me viene perfecta!

…a veces…

¿ya te había dicho

que amo

profundamente

la tierra?

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

5 comentarios en «¡Gracias por dejarme plantada!»

  1. Isabel yo creo que somos todos! A veces solo hace falta cambiar el prisma con el que vemos las cosas 😉

    Tresa ya te digo si tiene ventajas…¡con lo rico que está todo lo que nos da la tierra! 😉

    Besos a las dos!!!

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Ciudad de cuento

Llego temprano a la cita y eso es raro en mí pero no me importa esperar. Voy saboreando el camino desde el auditorio donde se producía el evento hasta el casco antiguo donde me encontraré con él. Y entonces esta ciudad está llena de rincones misteriosos que despiertan mi imaginación. A cada vuelta de esquina

Leer más »

Las gafas de Claudia

Creí estar enferma cuando aquel día al ponerme las gafas lo vi todo clarísimo. Y no fue sino de casualidad que éstas llegaron a mis ojos pues Claudia, mi vecina, había tocado a mi puerta para decirme que se iba de la ciudad. Pobre, pensé yo, tan linda la muchacha y se tiene que ir

Leer más »
Futuro esperanza
Seduciendo a la Vida

Querido futuro:

Querido Futuro: Espero que estés bien allá dónde vives y sepas que te tengo muy presente, sigo queriendo visitarte. Sé que hace tiempo que no te escribo pero he estado muy ocupada aunque sin poder olvidarte. Hoy por fin encontré el tiempo para estar contigo y ahora que el trabajo y las rutinas me han

Leer más »