Creer en cosas imposibles antes de desayunar


“Mi padre solía decir que él creía en seis cosas imposibles antes de desayunar…”
“Uno: hay una poción que te puede hacer encoger; dos: y un pastel que te puede hacer crecer; tres: los animales hablan; cuatro: los gatos pueden desaparecer; cinco: hay un lugar llamado País de las Maravillas, y seis: puedes matar al Jabberwocky…” (Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carrol)

Este fin de semana tuve la oportunidad de ver la película de Tim Burton, Alicía en el país de las maravillas, y darme cuenta de que algo fundamental faltó en mi vida durante mucho tiempo, sí porque aunque parezca increíble . . .¡nunca leí este libro!
Pero lo cierto es que aun así, por suerte o por necesidad, tuve que empezar a creer en las cosas imposibles y fue gracias a la escritura que lo posible y lo imposible dejó de ser como siempre había sido, conceptos rígidos y estáticos.
Y coincidiendo con esto hace ya casi dos meses que participo en un taller de poesía (maravillosa fuente de inspiración y des-aprendizaje) donde ejercito cada semana el arte de crear sin límites y ésta trabajamos precisamente lo posible y lo imposible. Así, vengo para compartir contigo algunas reflexiones de estos últimos días. No puedo negar que la escritura me ha dado la posibilidad de abrir puertas, como Alicia, a mundos fantásticos y después creer cada vez más en cosas imposibles. Ponerse en la piel de otras personas, de otras vidas, de otros momentos hace que seamos capaces de vivirlas como propias. Si bien es cierto que hay que ponerse junto con el cuaderno y el bolígrafo una buena dosis de empatia lo único imprescindible es la imaginación que no tiene más límites que los que le queramos poner.
Ocurre algo mágico cuando, una vez imaginadas, escribimos en un papel esas cosas que a simple vista pudieran ser imposibles y es que de repente, sin saber porque dejan de serlo tanto y al creer en ello (y aqui es donde está la magia) ¡algunas se realizan!

Así que ¿por qué no hacer ese ejercicio de creer en seis ( o más) cosas imposibles todos los días antes de desayunar?

Hace poco tiempo participé en un taller de cuenta cuentos y uno de los ejercicios más útiles que hicimos fue el siguiente:
Una persona se coloca en el centro de un corro de otras cuatro o cinco. La persona del centro tiene super poderes (¡los que quiera!) y las otras personas le lanzan situaciones imposibles, por ejemplo:

  • “imagina que estas en la calle y una anciana se cae en un paso de peatones y no le da tiempo a levantarse antes de que se aproxime un coche a toda velocidad” pues bien una respuesta válida podría ser: “con mis super pestañas salgo volando y la recojo llevándola a la otra orilla y no le ocurre nada”

El ejemplo es sencillo, pero tan útil como que en la escritura o como al contar un cuento podemos creer o imaginar cualquier cosa sin límites y eso hará que desbloqueemos muchísimas puertas de la imaginación, ¿no crees? Y ese es, sin duda, el primer paso para creer en cosas imposibles también en nuestra vida real, seguir a conejos blancos vestidos con chaleco y chaqueta y …descender a mundos mágicos y elevarse a una nueva realidad.                                                                                                                                           

Aún hoy en día hay cosas para mí que son posibles y no deberían serlo, como que exista desigualdad, pobreza, maltrato, injusticia, guerras, hambre, …(¡y tantísimas otras!) pero quizás algún día dejen de serlo. Del mismo modo las cosas imposibles cada vez tienen menos límites, al menos en mi imaginación, allí yo decido qué puede existir y qué no. Sin duda esta creencia y la practica en la escritura o simplemente en la mente hacen que veamos la realidad de un modo diferente. Lo que hace muchos años parecía imposible hoy es posible, fíjate en la tecnología de la que disponemos y en más cosas que ves a tu alrededor.

Me pregunto ¿cuántas cosas hoy parecen imposibles y dejarán de serlo en un futuro próximo…?

Y TÚ ¿eres capaz de hacer tu lista de cosas imposibles en las que creer? Pueden ser muy simples, pero pueden cambiar TU vida, ¿te atreves con este simple juego?

Para motivarte un poco te dejo una página que encontré al escribir este post: Cosas imposibles antes del desayuno

Post Relacionados:
De la felicidad, el miedo y los sueños
El Sorprendedor: una fábula para descubrir el héroe que todos llevamos dentro
Let’s play for Change
El arte y su poder de cambio

…a veces…
creer en lo imposible
me parece
la forma posible
mas auténtica
de vivir un cambio…

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

19 comentarios en «Creer en cosas imposibles antes de desayunar»

  1. Estoy con KATREyuk que la imaginación es un aliado poderoso y nos puede salvar del naufragio en ocasiones. Me atrevo a creer en seis cosas imposibles antes de desayunar y antes de comer… puede ser el inicio del cambio o una reconfortante distracción.

    Un abrazo muy fuerte!!!

    Responder
    • Querida Tegala, pienso que mientras lo veas tan fácil como una simple distracción encontraras el camino para el cambio, sólo cuando no esperamos resultados alucinantes podemos crear sin censura…solo por el puro placer de imaginar! Adelante! Besos y ese abrazo grande!

      Responder
    • Geminiana, es verdad a veces la palabra y su significado nos bloquea, dejando que no lleguemos a desarrollar ni la mitad del potencial que tenemos…solo hay que atreverse…! Besos grandes!

      Responder
    • Hola Nuria! Bienvenida a Chocolate Bailable! Justamente ahí está la clave…la mente que puede llevarnos a donde nosotros queramos! Usemosla bien 😉 Saludos y gracias por venir!

      Responder
  2. Al hilo del comentario de Geminiana, así es como yo lo veo: Imposible no significa que algo no se pueda hacer, significa que nadie lo ha hecho todavía. Si tuviera un euro por cada vez que un niño perdido me ha dicho que algo de lo que le pido que haga es imposible pero que meses más tarde lo ha hecho sin problemas, podría jubilarme muy pronto!!
    Abrazos posibles

    Responder
    • Querida Shubhaa, lo cierto es que tienes toda la razón, y yo lo viví en carne propia gracias a ti…¿quien me iba a decir que hubiera conseguido hacer tantas cosas que a primera vista parecían imposibles? 😀 La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida…Abrazos enormes!

      Responder
    • Hola Amanda! bienvenida a Chocolate Bailable! Tu espacio me cautivo desde el primer momento y me hace creer sin duda en cosas imsposibles! 😉 Gracias a ti, por creer y por pasar por aqui! Saludos!

      Responder
  3. ¿Sabes que cuando vi esa película este verano pensé exactamente lo mismo? Conectadísimas estamos… Y en aquel momento escribí en mi mente cosas imposibles, buceé un poquito en la imaginación…. hubo un tiempo en el que a alguien se le ocurrió llorar para salvar a su pueblo de una sequía, ¿o fue la sequía la que provocó el llanto? no importa, la fuerza de mostrar debilidad salvó al pueblo, a sus habitantes, lo humano ya no era tan imposible.
    Gracias por traérme de nuevo la sensación de querer imaginar!

    Un beso

    Responder
    • Querida Virginia, pues si que estamos conectadas, porque al final es justamente así, lo imposible, los sueños, la imaginación es lo que nos mueve! 😀 Que bueno vivir esa conexión!

      Responder
  4. Lo que destila tu entusiasmo en forma de post, querida Angela, es mostrar la real “capacidad de elegir” que poseemos y tenemos la obligación de despertar y actuar cada momento
    no hay otro tiempo que este para nuestros sueños en esta tierra!
    te mando un cariño y gracias por la confianza que transmite siempre tu espacio!
    abrazos!

    Responder
  5. Querida Mariní, Gracias por tus palabras y tus energías! Eres sin duda una de mis mayores fuentes de inspiración y una compañía que en la distancia me acaricia con sus palabras y mensajes! Más abrazos que lleguen hasta donde estás!

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Feliz Cumpleaños mamá!

TÚ que hace poco me regalaste un jazmín y ahora huele delicioso y cuando llego a casa siento como si volviera a ser verano…cada verano en aquel pueblo del mediterráneo donde paseábamos durante la puesta de sol y cogías alguna flor de jazmín para que la oliéramos y todo era fácil, todo estaba bien. TÚ

Leer más »

De Leonas que no se peinan

Porque todos necesitamos un descanso y el mio llegó a tiempo, a tiempo de Mediterráneo. . . Porque voy a tirarme así sin hacer nada, como la leona de la foto a que me caliente el sol y a reírme contigo de todo un poco, pero sobre todo a despeinarme porque: “Las Leonas nunca se

Leer más »

Celebrando 4 años de Chocolate Bailable con el cuerpo lleno de palabras!

No se me ocurre mejor forma para celebrar estos 4 años contigo que venir aquí para dejarte unas palabras. Pero no quiero que sean unas palabras cualquiera si no, unas palabras que besan, como si tuvieran boca… Este año, quizás sea el que menos haya escrito aquí, desde que abrí mi particular ventana al mundo en Noviembre

Leer más »