Colombia a Ritmo de Cambio

Como la luna que alumbra

por la noche los caminos

como las hojas al viento

como el sol espanta al frío

como la tierra a la lluvia

como el mar espera al río

así espero tu regreso

a la tierra del olvido.

Porque la música inspira cambios, alborota emociones y libera el cuerpo y la mente,…entre otras cosas, hoy te traigo una música especial.

, que te deleitaste con aquel “Stand by me”, una versión grabada con músicos callejeros alrededor del mundo para el proyecto “Playing For change”, ahora puedes disfrutar de una nueva versión de otra canción.

La canción “La Tierra del Olvido” llega como un soplo de aire fresco desde aquel lugar al que sabes que yo siempre quiero volver. Esta canción escrita por Carlos Vives, sirve para introducirnos en los ritmos, la diversidad cultural y el mestizaje colombiano.La fundación ABC y Playing for Change reunieron así a músicos autóctonos, famosos y desconocidos, que han usado la música como modo de inspiración, de cambio social, y de reconciliación. Con este tema, que contiene un poderoso mensaje de amor y admiración a la tierra es la primera vez que Playing for Change graba una canción local y  es gracias al reconocimiento de esa diversidad cultural y al uso que este país le ha dado para combatir el efecto de los conflictos.

Como naufragan mis miedos

si navego en tu mirada

como alertas mis sentidos

con tu voz enamorada

con tu sonrisa de niña

como me mueves el alma

como me quitas el sueño

como me robas la calma.

Con todos estos ingredientes esta Canción por Colombia fue llevada al World Economic Forum, con el fin de mostrarle a la comunidad de líderes de las Américas cómo la música puede ser efectivamente utilizada como plataforma para educar, sanar y generar reconciliación en la región.

TÚ tienes la llave de mi corazón

yo te quiero

más que a mi vida, porque sin tu amor

yo me muero.

Colombia, sin duda, es Pasión y esta bellisima canción, grabada por muchos rincones diferentes de este lindo país, con 80 músicos que nunca se encontraron para grabarla, nos trae un poquito de ese espíritu delicioso con el que me enredo cada vez que voy allí y por eso siempre quiero volver. Estas sonidos me transportan al aire del caribe, al zumo de maracuyá, guayaba, a las arepas, a la tierra de Carlos Vives, al sol y la lluvia que acompañan siempre los rincones de un país tan diferente y tan extenso de norte a sur y de este a oeste, del nivel del mar a las montañas con nieve, me transportan a los valles verdes, cafeteros a veces, a TU mano agarrando fuerte mi mano llevándome por las calles de una gran ciudad, a la costa pacifica o los llanos donde aún no he llegado, al momento en que TU abrazo cariñoso y poderoso me recibe o al momento en que alguien me despide con un simpático “que esté muy bien”. . .

Pero esta canción tiene además un significado especial para mi y que me lees has de saber que fue meciéndome suavemente entre TUS brazos, después de una cena improvisada en una noche de invierno a ritmo de la Tierra del Olvido, que decidí que no importaba si aquel país no era ni el tuyo, ni el mío, porque desde ese mismo instante, pasase lo que pasara, mi casa sería TU cuerpo. . .

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=qcRqO-Myvy0&feature=player_embedded]

Posts Relacionados:

Colombia es pasión!

Playing for Change: Song around the world

Playing for change: Song around the world (II)

…a veces…

voy cambiando de ritmos

pero siempre quiero

bailar al son de canciones

que nos inspiran cambios…

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

7 comentarios en «Colombia a Ritmo de Cambio»

  1. Angelita: Siempre que te escucho,o te leo y te veo, me asombras. . . siempre tan alegre, atenta a lo que pasa a tu alrededor y sobre todo queriendo aportar al cambio que este mundo necesita, no solo personalmente sino uniendo esfuerzos, con la música, la literatura y compartiendo vivencias. . .
    Mil gracias por querer regresar a esta tierra que también te quiere, algún día tendrás la ciudadanía
    como Miguel Bosé . . . De todos modos siempre eres bienvenida
    Saludos a Virginia y todos en casa
    Un fuerte beso y abrazo

    Jesusita

    Responder
  2. Querida Jesusita!
    Para mi es siempre un lujo tenerte cerca, aunque en la distancia, porque siempre aprendo tanto de ti! Ojalá pudiera pasar mas tiempo escuchándote, charlando en esas tardes de calor en Cali, donde nos acompañaban Juana y esos deliciosos “media tarde” …
    Gracias por hacerme sentir siempre como si estuviera en mi casa.
    Un beso a todos!

    Responder
  3. Como siempre tus palbaras me transportan y esta vez lo has hecho a un país que no conozco pero me has mostrado con tu calor y tus palabras…
    Eres un descubrimiento… siempre.

    Sigue haciéndonos soñar.

    Un abrazo tierno desde un rincón de la Macaronesia.

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

De Leonas que no se peinan

Porque todos necesitamos un descanso y el mio llegó a tiempo, a tiempo de Mediterráneo. . . Porque voy a tirarme así sin hacer nada, como la leona de la foto a que me caliente el sol y a reírme contigo de todo un poco, pero sobre todo a despeinarme porque: “Las Leonas nunca se

Leer más »

De los sentidos . . .

Cerró los ojos y en un instante estaba allí en la cocina de su madre. Pocas veces le dejaba entrar pues siempre le decía que aquel no era lugar para hombres. Ella se movía de un lado a otro y al hacerlo iba desplazando los olores de los objetos a su paso. Sin querer todos

Leer más »
Relatos cortos

La cara de la moneda

Se fue. No quería volver. Ya era libre. Dejo atrás todo lo que la mantenía atada. Cuando salió del portal fue rodeada rápidamente por los brazos del calor abrasador de Madrid en agosto pero no se sintió  presionada sino casi volando. Llevaba la última maleta que le quedaba con los últimos abrazos, besos y “te

Leer más »