Cocinando con Afrodita

Cocinando con Afrodita
Cocinando con Afrodita

No me gusta mucho cocinar, pero esta no es la mejor forma de empezar un post para TI, ¿verdad?

Una de las cosas que me he propuesto para este año es la de cocinar mas, al menos una vez a la semana, como me aconsejaste. Así que hoy, después de un día complicado en el que el trabajo se acumuló y tengo un computador nuevo que aun estoy configurando y por alguna extraña razón se me resiste , me decido a llevar a cabo esta iniciativa.

Por eso hoy  te traigo aquí una receta simple y sin pretensiones de ser algo super especial  pero que haciéndola con muy buen ritmo puede quedar deliciosa…

Lo primero convéncete, la comida cocinada por ti tiene un sabor especial porque en cada ingrediente tienes que poner un poco de lo que TÚ eres…así que manos a la obra!

Los ingredientes para unas albóndigas como yo las hago son los siguientes:

Albóndigas, procura que sean bastantes así tendrás para congelar
1 cebolla
1 pimiento verde
algunas zanahorias
algunas patatas
algunos tomates
y otras cosa que irán surgiendo mientras te cuento como las puedes hacer y lo que se te ocurra…

Para comenzar ponte ese repertorio de música que te gusta, en mi caso de Salsas y música latina para que  el buen rollo surja y los sentimientos lleguen al plato final y porque ademas como dice la canción “Sin salsa no hay sabor, ni deseos, no hay bolero sin amor…” así que ya sabes que no te falte la rumba! . También te puedes tomar una cervecita, un zumito o una copita de ese vino blanco que después vas a ponerle a tu plato…

Comienza por cortar la zanahoria, que al final es lo que mas se demora  y a mi es lo que menos me gusta cortar. Mientras lo haces la música va sonando y los sentimientos van fluyendo. . .  y te van dando ganas de bailar. . .  y Cabas te recuerda que puedes mover tus caderas porque te canta “de nuevo te siento cerca, mis ganas se alborotan, me provocas con tu cumbia, me embriagas de tu aroma…”

y bebes un poco de esa cervecita a mi salud!

Dejándote llevar por su ritmo buscas una sartén o un recipiente grande donde poner a cocinar las albóndigas y si quieres das una vueltica y un pasito adelante y otro atrás mientras vas de un lado a otro de la cocina…

Ya lo tienes? Bien, le pones un poco de aceite y enciendes el fuego y cuando este mas o menos caliente puedes poner todas las albóndigas para que se vayan dorando. Dándole algunas vueltas te acuerdas de la última vez que saliste a bailar y sonríes porque te divertiste muchísimo…sí sobre todo cuando decidiste que querías que él bailara contigo y ni dudaste en ir a buscarlo… fue el mejor momento de la noche! Y sigues dorando las albóndigas y Maelo Ruiz te trae esa canción de hace tanto tiempo que dice  “Regalame una noche” y piensas que la próxima vez que la veas será eso lo que le vas a decir…

y bebes otro poquito de lo que mas te guste y sigues bailando…

Ahora que las albóndigas se están dorando aprovechas y cortas el pimiento verde bien pequeñito y piensas en la primavera, en el verano, en lo bien que te sientes cuando llegan los días mas largos y la temperatura sube y tienes ganas de estar en la calle…y te ríes pensando que soñar no cuesta nada!

Después de echarle un vistazo al fuego te pones con la cebolla y sí, aprovechas para llorar porque la vida no es fácil y a veces no te sonríe y te acuerdas de aquel amor que ya no volverá y el Grupo Caneo te canta “…quien piensa en ti?, quien te ha robado tu mirada feliz?, quien te ha cambiado tu ilusión por dolor?, quien se ha llevado tu momento mejor?…” y no puedes evitar sentirte triste porque te hace falta estar con tus amigos pero están lejos …

Cuando vuelves a ver el fuego las albóndigas están listas para recibir algunos sentimientos y les pones la cebolla para librarte de todo lo malo, para que se quede allí cocinándose, evaporándose y dejando solo el sabor y el recuerdo pero nada de dolor…

El sonido se vuelve mas alegre y poco a poco te vas moviendo al son de  Chichi Peralta que  te canta “..Procura coquetearme mas y no reparo de lo que te haré…” y sigues echando ingredientes al fuego, primero el pimiento y después la zanahoria y lo mezclas bien al ritmo de tu cuerpo …y le vas poniendo “mucho QUEREME” como le pones cuando me haces esas pastas deliciosas con las que me sorprendes a veces…

“…procura mujer coquetearme despacio
procura mujer que yo caiga en tus brazos…”

Llega el turno de las patatas y las pelas y las cortas a tu gusto. Después los tomates, lo mejor córtalos bien finitos y los pones al final cuando ya este todo dentro del recipiente

Mientras bebes otro poquito Mauricio y palodeagua te cantan  “…esa muchachita, como nadie es ella, la que yo llevo en el alma, solamente es ella la que me llena de calma, esa muchachita es el amor que a mi me llama…”

Una vez que ya tienes todos los ingredientes principales vamos a los toques especiales para darle un poco mas de sabor, los condimentos los dejo a tu gusto, yo solo le pongo un poco de tomate frito, para darle color y sabor, un poco de sal, un poco de AZÚCAR, para quitarle la acidez al tomate y para que el plato tenga un ligero sabor dulce, como esos momentos que son inolvidables,  como . Por último un poco de agua que cubra mas o menos todo y vino blanco según TU gusto.

Mientras te acabas la bebida y dejas que los ingredientes se mezclen entre ellos y con los sentimientos puedes seguir dejándote llevar por la música…

Gilberto Santa Rosa  te canta:

“…hace tiempo que no me enamoro, voy a entregarme en cuerpo y alma…

, si viene el amor que venga, que venga y no se detenga, no voy a ser egoísta, le entregaré lo que tenga…”

y seguir soñando que mañana las cosas estarán mejor, que vas a tener un buen día en el trabajo, que ella te va a llamar para decirte que te extraña, que él te irá a buscar al final del día para darte una sorpresa y que vas a comer mejor y a seguir alimentando todo lo que sientes porque eso es lo que te hace sentirte viv@…!

Te dejo aquí unos versos del libro de Isabel Allende, que hace mucho tiempo leí y me inspiró, a lo mejor a ti también te sirve para cocinar mas veces o te inspira para otras cosas…

Afrodita, cuentos recetas y otros afrodisíacos

El libro comienza así…

“Me arrepiento de los platos deliciosos rechazados por vanidad, tanto como lamento las ocasiones de hacer el amor que he dejado pasar por ocuparme de tareas pendientes o por virtud puritana”,ya que “la sexualidad es un componente de la buena salud, inspira la creación y es parte del camino del alma. . .Por desgracia, me demoré treinta años en descubrirlo”.

a veces cocinera

a veces bailarina

Espero que te guste…!

Te lo dedico a TI, mi compañera de aventuras y casa desde hace un año, por lo bien que lo pasamos ayer cocinando y porque mientras estaba mas callada no imaginabas que estaba ya pensando en este texto…Gracias por estar ahí!

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

23 comentarios en «Cocinando con Afrodita»

  1. cocinar es de las cosas que mas me relajan…los sábados o domingos…y si es para recibir a los amigos a mi mesa, puesta como me enseñaron mis mayores (bonita, bonita) entonces me sale mucho mejor ..parece que ellos me inspiran. Porque compartir un buen yantar…con la sobremesa que viene después es de los momentos mas agradecidos.
    Por supuesto me pongo musiquita.. y bailo en la cocina a su son..puede ser salsa o flamenco, y claro con una cervecita que me va entonando. La receta depende del día, la estación, y otras circunstancias.
    La última fue una fabada, con las viandas que me traje de Asturias, y salió tan rica, rica, que ya me están reclamando la siguiente.
    Cuidado con pillar fama de experta cocinera..que tiene su peligro

    Responder
  2. La verdad es que me da mucha pereza ponerme, pero tienes razón, cuando me pongo me relajo…si consigo que las cosas fluyan naturalmente va todo bien…
    Me gusta que me sigas contando esas cosas…al final sigo descubriendo que todo queda en familia…jejejejeje!
    Lo de ganar fama de cocinera, no creo…me escondo bastante y lo hago muy muy de vez en cuando y como tu dices solo para amigos y ahi sí le pongo todo el sentimiento…
    Besos y gracias por compartir y venir a visitarme aqui! 😛

    Responder
  3. Hace mucho tiempo que comparto la opinión de un socialista utópico del siglo xix que se llamaba Fourier y para quién la cocina era tan importante que en su sociedad utópica los cocineros serían mucho más importantes que los ministros. Leyendo tu post no hago sino reafirmarme en esa creencia, lo has contado de maravilla y Fourier desde donde se encuentre te envía un beso muy grande y yo otro…

    Responder
  4. Gracias papa! Siempre aprendo cosas nuevas contigo!
    La verdad es que no hay nada como disfrutar y dejarse llevar de vez en cuando por alguno de estos placeres de la vida…
    Otro Beso para ti y para Fourier hay donde esté…que sabio! 😉

    Responder
  5. Podes não gostar de cozinhar, mas eu adorei a tua Paella e os teus petiscos… obrigada por nos teres brindado com a cozinha espanhola…
    Cozinhar é como fazer uma obra de arte, com uma vantagem, além de se apreciar podemos saborear depois 😛 :D:D

    Responder
  6. Obrigada linda! Eu também gostei muito de cozinhar para vocês e partilhar um almoço tão especial! Gostei da comparação com a obra de arte e tens razão, depois ficamos a ganhar porque podemos saborear! 😉

    Responder
  7. nunca he sabido cocinar,
    ni valorar eso que me acabas de contar con tanta belleza
    con tanta sabiduria
    con tan buena musica
    pero desde hace hoy 56 días
    he decidido, y lo estoy cumpliendo, aprender a cocinar
    sin duda, cocinando con afrodita,
    mañana
    será mi musa cuando cocine para mi y para laura
    un beso y otra vez
    que bonito es que bonito

    Responder
  8. @ José, no sabes cuanto me alegro de que te hayas propuesto eso tu también y sobre todo que lo compartas con Laura, que bonito es que bonito!
    Besos a los dos y que la inspiración llegue y no se vaya!

    Responder
  9. En una de estas consigues que me ponga a cocinar otra vez, después de 15 años, la verdad es que tal cómo lo dices parece mucho más atractivo, ya te iré contando… la receta tiene muy buena pinta y yo la pude disfrutar en tu casa, buenísima. Ya sabes, cómo YO te digo al menos una vez a la semana. Besos

    Responder
  10. Que bonito lo cuentas.Ahora no me importa cocinar, al contrario me relaja y disfruto pero no siempre fue asi.Este domingo cocino para 8 personas ,hare un menu sencillito .Seguire tus consejos y ya te contare
    Besos

    Responder
  11. Si consigues que mamá se plantee cocinar es que tú eres una artista! qué ingredientes tan sabrosos los que nos traes de tu cocina, derrochan sensualidad, aromas evocadores y pellizcos de reflexión que endulzan la vida…
    claro, así yo también me he motivado para cocinar pronto y disfrutar de ello, gracias!

    Responder
  12. A veces me tomo un ratito para explorar tus post antiguos, de cuando existía sin conocerte y me sorprendo gratamente. De qué forma tan bonita has descrito la receta, así dan ganas de ponerse ahora mismo manos a la obra… y sé que ahora cocinas más cosas y relajada, disfrutando…

    En algún momento te enseñaré a hacer unas albóndigas sin carne… totalmente vegetales y deliciosas… en mi vida cotidiana, la carne no está presente en mi cocina por eso no haré tu receta tal como la describes pero las haré vegetales y bailando, lo prometo.
    Gracias linda!!!

    Responder
  13. Hola Tegala!
    que sorpresa tan agradable encontrarte también por aquí, en los lugares mas antiguos de chocolate bailable 😀
    Fíjate que desde que aprendí a comer contigo no las he vuelto a hacer pero mas que nada porque no me apetece mucho ese tipo de carne así. Ahora prefiero otras cosas, pechugas de pollo finitas o filetes de ternera y en pocas cantidades aunque las verduritas y los condimentos los sigo usando mucho, como TÚ me enseñaste 😉
    Espero que si haces la receta lo disfrutes mucho, mientras la haces y cuando te la comas 😉
    Besos!

    Responder
  14. Hola!
    Ahora que sigo aprendiendo a comer mejor CONTIGO; y a deleitarme con TU escrita, me siento cada día mejor :):):)
    Bueno, nunca fui muy adepta de carnes y ahora menos. Pero me encantará conocer esa receta de albóndigas sin carne :):)
    Besos para ambas 😉

    Responder
  15. 😀 Que bueno que volviste aquí Tu también querida Lisete!
    Tenemos que encontrarnos y deleitarnos con todas estas recetas y compartir no solo sabores sino también emociones, creatividad, canciones, sueños y mucho mas! Gracias amigas!
    Besos a las dos! 😀

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Poesía

Instrucciones para despertarse despacio un domingo

Nota: esta actividad es válida para cualquier persona y edad. Solo es necesario atreverse. Antes de acostarse dejar la persiana bajada, no del todo. La velocidad del amanecer irá entrando por las rendijas y por su piel de forma paulatina, como los besos de un buen amante. Saludar en silencio, aun con los ojos cerrados,

Leer más »
Seduciendo a la Vida

Un año de Chocolates Bailables!

  Querido lector: Hoy te traigo un motivo de celebración pues hace un año que nos acompañamos en esta aventura que se llama Chocolate Bailable. Lo que comenzó como una necesidad y una forma transmitir algunas ideas se ha ido transformando en un autentico espacio donde yo voy dejando palabras y emociones y TÚ las

Leer más »
amor pareja poesia
Bailable

Yo no sé mañana…

Era un lugar blanco, con asientos blancos, mesas blancas, camareros vestidos de blanco y almas que querían parecer también blancas. Ella olía a desamor, a tristeza agarrada en las entrañas, a amaneceres solitarios y noches de preguntas sin respuestas.Bailaba sola y no era muy alta, de piel bronceada, tenia el cabello negro y largo y

Leer más »