Mi vida sin Poulenc... -
5065
post-template-default,single,single-post,postid-5065,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
escribir poesia

Mi vida sin Poulenc…

Escribo solo para decirte

que he tenido que volver a usar botas,

los pies fríos no me dejan pensar,

que el otoño ha llegado

y yo siento una alegría como de abril,

sí, inusual en esta época

y es que la felicidad llega como un presente…

…inesperado.

 

Escribo solo para decirte

que ayer estuve comiendo higos,

debajo de un árbol sentada

pude ver

que nada ocurrió,

¿si acaso, en cada mordisco, la vida?

 

Escribo sólo para decirte

que dejé caer,

como una hoja seca,

la tristeza que no me pertenecía,

es tan fácil soltar

cuando se ve claramente lo que se tiene,

entre manos.

 

Escribo solo para decirte

que sigo enamorada de Madrid,

que a cada calle que piso

intento darle un beso,

furtivo,

y se me desabrocha la imaginación

en cada noche que me entrego…

a su locura.

 

Escribo solo para decirte

que estoy tan ocupada,

creando mi propia vida,

que no me da tiempo a inventármela,

aunque sigo escribiendo

cada mañana

….las vidas de otros.

 

Escribo solo para decirte

que estoy cumpliendo sueños

donde la poesía

la tierra y tú

estáis por todas partes…

…revoloteando aquí.

 

Escribo sólo para decirte

que hace unas noches

un desconocido,

encantador y con un toque de nostalgia,

me regaló un segundo eterno,

bailable,

«No sería igual mi vida sin Poulenc…»

me dijo,

y al escuchar su música

lo entendí….

 

Escribo sólo para decirte

que ahora mi vida sin Poulenc

se quedó en el pasado,

como todo lo que no quiero ya

¡Gracias!

¡Feliz otoño!

… a veces…

el otoño se convierte

es un delicioso

instante

de felicidad...

 

 

 

Chocolate Bailable
info@chocolatebailable.es

Una bailarina geóloga, una geóloga cuenta-cuentos,una cuenta-cuentos jardinera, una jardinera apasionada por los mapas, una comunicadora nata y ahora Community Manager y Diseñadora web, buscadora profesional de la belleza.

7 Comments

  • libelia

    29.09.2014 at 16:56 Responder

    Que hermoso Ángela!! Me has traído la nostalgia del Madrid que dejé atrás y que, muy probablemnte , no volveré a recuperar. Me has traido la nostalgia de un otoño que llega sin gustarme, y eso es bueno. Me has regalado una nueva música para escuchar. Gracias por todo, amiga. ¿Te puedo llamar asi? Y besos en la distancia.

  • Angela

    29.09.2014 at 17:06 Responder

    Querida Libelia! Amiga, me encanta!! Que gusto tenerte por aquí y haber revuelto un poco otoños en tu vida otro beso cargado de Madrid, cualquier día nos lo paseamos juntas 🙂 Es una invitación en toda regla! Muack!

  • Tegala

    29.09.2014 at 21:37 Responder

    Yo espero seguir en tu presente y en tu futuro. Y «escribo sólo para decirte» que te leo mientras una diminuta mano agarra la mía, que sigo vistiendo verano, que doy alimento a raudales, que trato de darle la vuelta a la tortilla y…que te quiero.
    Besos y abrazos tan nuestros!!

  • Angela

    30.09.2014 at 09:11 Responder

    Gracias querida Tegala! Yo también quiero estar ahí entre chupetes, verano, risas y conversaciones deliciosas! Beso en el corazón!

  • miriam

    02.10.2014 at 05:43 Responder

    Escribo a solas para solo decirte, gracias
    Escribo a solas para solo decirte caduca y perenne otoñal
    Escribo a solas para solo decirte que huele a feliz-edad
    Escribo a solas para solo decirte

  • Angela

    02.10.2014 at 09:42 Responder

    Querida Miriam, muchas gracias a ti por venir y enredarte también en palabras, otoño y poesía! Muack apretado y en el corazón!

  • Tu boca, a la hora de la siesta | Chocolate Bailable

    16.02.2015 at 15:56 Responder

    […] Mi vida sin Poulenc […]

Post a Comment