El cuento de la Bella Durmiente en versión…

Se llama Victoria Sieldecki y creo que la descubrí hace años por casualidad cuando me acerqué al mundo de la narración oral. No he tenido la oportunidad de verla en directo pero ojalá pueda hacerlo en breve.

Hoy te traigo desde su voz y sus esplendidos gestos una versión…un poco diferente del cuento de la Bella Durmiente, apenas dura 3 minutos y te gustará 😀

 

 

…a veces…

una misma historia

puede contarse 

de muchas 

formas diferentes…

¿has probado a contarte 

tu vida de otra manera? 😉

Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

2 comentarios en «El cuento de la Bella Durmiente en versión…»

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Colombia a Ritmo de Cambio

Como la luna que alumbra por la noche los caminos como las hojas al viento como el sol espanta al frío como la tierra a la lluvia como el mar espera al río así espero tu regreso a la tierra del olvido. Porque la música inspira cambios, alborota emociones y libera el cuerpo y la

Leer más »
guerrera chocolate bailable
Creatividad

El descanso de la guerrera

Había una vez, en un lugar cualquiera, en un tiempo cualquiera, dos hermanas gemelas Sarandera y Arednaras. Ambas habían heredado de su padre el simple oficio de ser las defensoras de su pueblo, como otros habían heredado el oficio de barrendero, de herrera, de florista, acompañante, cuenta cuentos o cocinero. Ellas eran las gemelas guerreras.

Leer más »
Relatos cortos

Las zapatillas de Rita

  Las zapatillas de ella reposan juntas,  en el lado izquierdo de la cama. Manuel no quiere tirarlas ni que se las lleven sus hijos. No, esas zapatillas se quedan ahí porque allí descansaban los pies de Rita. Su primer y único amor. 58 años juntos. Siempre pensó que él se iría antes pero hace

Leer más »