Donde quiera que estés…


Donde quiera que estés, te gustará saber que aún guarda aquel corazón partido que le regalaste en un San Valentín, como recuerdo del dolor que le hiciste sentir cuando dejaste el suyo en mil pedazos. . .y cada vez que lo ve  siente la misma emoción que sentía cuando te veía esperando en la puerta de la clase, con nada para regalarle, pues apenas llevabas puesta una sonrisa rebelde y las ganas de ofrecer un mundo por descubrir . . .

Donde quiera que estés, te gustará saber que por muchas noches de piel que haya acumulado en su haber, se le quedó tatuado en el pecho aquella primera vez y el olor a amor en secreto que respiraba de ti. Que guardó en un cajón olvidado, que lleva a todas partes junto con sus heridas, todo lo que tenia para darte y nunca pudiste recibir pues tenias otra vida que estaba esperándote. . .

Donde quiera que estés, te gustará saber que el tiempo ha pasado deprisa y su vida se transformó completamente en el mismo instante en que te dejó de ver. Que aunque no tenia cómo corresponder aquel amor, que todo se lo hubiera dado, nunca tiró a la basura ninguna de las tantas tardes, días y noches que pasó a tu lado. . .

Donde quiera que estés, te gustará saber que siempre estuviste en su corazón como un sueño imaginado, que desde la primera canción que bailasteis no hubo nunca nada que se interpusiera en tu recuerdo olvidado. Que a pesar de la distancia siempre serás ese amor que se quedó allí flotando en el espacio del “qué hubiera sido y el qué hubiera pasado…”

Donde quiera que estés, te gustará saber que nunca mas volvió a aquella ciudad que tu le enseñaste, que pudo ser Roma, París o ¿ quizás fue Berlín? y que a pesar de recordar todo el universo de emociones que le hiciste sentir por mas esfuerzo que hace no se acuerda de tu nombre. . .

Donde quiera que estés, te gustará saber que aunque nunca os pertenecisteis, fuiste uno de los amores que más le hayas enseñado, que siempre recordará ese perfume de miel mezclado con azufre que una noche de calor y luna llena (y algunas otras de invierno) le regalaste a cambio de atenciones prestadas, conversaciones servidas con vino blanco, arroces recién hechos y mucho disfrute. . .

Donde quiera que estés, te gustará saber, o quizás no, que hoy escuchando esta canción que encontré buceando por ahí, perdida en el cuarto de en medio, me acordé de ti. Que por más días tristes o alegres que tenga mi vida, siempre habrá espacio para tu recuerdo y para la melancolía, y yo aunque te pude olvidar, como dice la canción, tampoco he querido pues formas parte de mi piel, de mi alma y de mi pasado. . .donde quiera que estés, si te acuerdas de mi, aquí te dejo un regalo. . .

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=sRBUU0wOBPM&feature=related]

Donde quiera que estés – Joan Manuel Serrat

Donde quiera que estés,
te gustará saber
que por flaca que fuese la vereda
no malvendí tu pañuelo de seda
por un trozo de pan
y que jamás,
por más cansado que
estuviese, abandoné
tu recuerdo a la orilla del camino
y por fría que fuera mi noche triste,
no eché al fuego ni uno solo
de los besos que me diste.

Por ti,
por ti brilló mi sol un día
y cuando pienso en ti brilla de nuevo
sin que lo empañe la melancolía
de los fugaces amores eternos.

Donde quiera que estés
te gustará saber
que te pude olvidar y no he querido,
y por fría que sea mi noche triste
no echo al fuego ni uno solo
de los besos que me diste.

Donde quiera que estés…
si te acuerdas de mí.

Post Relacionados:

De amores y secretos

Yo no sé mañana

Él es un chico chévere

…a veces…

“…Por fria que sea mi noche triste

no echo al fuego

ni uno solo

de los besos que me diste…”



Si te ha gustado ¡comparte!

chocolate bailable

No te pierdas ningún chocolate bailable

Soy Angela

En este espacio me he dado el permiso de jugar con las palabras, la imaginación y la creatividad…

Mientras no estoy aquí me dedico a crear igualmente, acompaño a profesionales del desarrollo personal para que su proyecto de corazón tenga formato digital. He puesto mis conocimientos en diseño web, marketing digital y creatividad al servicio de personas que ayudan a otras a tener una vida más plena y feliz. Puedes encontrarme en www.angysanz.es

5 comentarios en «Donde quiera que estés…»

  1. En estos días en que muchos se ponen románticos por mandato yo sé que tú lo eres cada día y te gustará saber que me gusta esta canción y me gusta tu prosa y aunque lo sabes, siempre es lindo escucharlo.
    Te gustará saber que me alegra cada vez que veo que has escrito algo nuevo y descubrir un poco más a Ángela.

    Que tengas una feliz semana!

    Un abrazo desde un rincón de la Macaronesia.

    Responder
  2. Querida Tegala…
    me encanta saber todas esas cosas y sobre todo recibir tus abrazos en la distancia…
    El romanticismo y la melancolía me acompañan siempre por igual…ya la verdad es que no soy muy fanática del San Valentin, me parece tan forzado! Quizá sea porque tengo un amor y sé que hay que alimentarlo todos los días, como TÚ también sabes …
    Un beso fuerte y uno de esos abrazos que se quedan flotando…

    Responder

Deja un comentario

Otros Chocolates que quizás te quieras bailar...

Bienvenidos 3 años de Chocolates Bailables!

Querido lect@r: Aunque este espacio cumplió años a finales de Noviembre, sí ya sé que voy con un mes de retraso, vengo una vez más para agradecerte tu presencia al otro lado las teclas. Hace tres años y aunque te lo he contado en varios textos puede que aún no te lo creas, me tuve

Leer más »
samba febrero carnaval
Seduciendo a la Vida

¿Y si bailamos samba en enero?

Ya está. Ya pasó el tiempo que tenía que pasar. Las cenas, las fiestas, el champan, los reencuentros, las ausencias, los regalos…y en mi caso ¡mucho viaje, mucha maleta y muchos mocos! ¡Feliz 2015 pues! Se supone que ahora todo vuelve a la normalidad y esta palabra me resulta hasta graciosa en mi caso. El

Leer más »
Viajar chocolate bailable
Bailable

Esto es vida. . .!

  Hoy vengo feliz porque tengo por delante 3 días para estar pegada a tu ombligo y en ese abrazo eterno me llevas a turistear por el mundo. . .   Nos acompañan la cámara de nuestras retinas, mi cuaderno, tu mano en la mía y algunos poemas de Gioconda Belli para leerte en el

Leer más »