La miseria de un país o el país de las miserias ...(3/3) -
4173
post-template-default,single,single-post,postid-4173,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

La miseria de un país o el país de las miserias …(3/3)

La miseria de un país o el país de las miserias …(3/3)

mente_paracaidas

Continua de la entrada anterior.

– Bueno, pues ya está ¿Todos tenéis las hojas que os he dado con las reglas básicas para hacer currículos y cartas de presentación? Espero que os vaya muy bien, suerte a todos y acordaros que si os vuelven a llamar para este curso nos es cosa nuestra, eso es el servicio de empleo, nosotros somos independientes. Buen fin de semana a todos y espero que encontréis trabajo rapidito…

FIN

Querido/a lector/a: si has llegado hasta aquí  ¡GRACIAS! El desenlace de esta historia, de muchas historias, puede ser de tantas formas como personas hubieran participado en ella o incluso de tantos colores como personas hayan leído este texto. Escribirlo intentando desprenderse del final es un ejercicio difícil, pero creo que era lo justo. Sobre todo porque soy consciente de las limitaciones de determinadas personas/circunstancias enredadas en un sistema obsoleto y no es mi intención hacer una crítica a personas específicas. Ahora solo quiero invitarte a reflexionar un poco ¿me acompañas?

«Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no saben leer y escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender» (Alvin Toffler)

¿Cómo no vamos a estar rodeados de crisis?

He necesitado usar este espacio para contar historias pero sobre todo para retratar algo que no acabo de entender. No sé por qué se usa el parámetro «riqueza de un país» y no queremos ver «las miserias». Me pregunto de qué sirven las ayudas que no se basan en las necesidades de quien requiere esa ayuda. No entiendo para qué se educa en la certidumbre, sea esta de la naturaleza que sea si a lo único a lo que nos lleva es al temor de perderla.

Nos enseñaron que estaba bien pagar casas e hipotecas carísimas, de por vida, pero no a contratar a un buen coach/psicólogo, pedir ayuda profesional y/o personal cuando tengamos la sensación de que solos no podemos encontrar o alcanzar algún objetivo. Nos enseñaron a comprar coches bonitos y nuevos antes que a invertir en nuestro desarrollo personal. Nos enseñaron que había que tener muchos títulos para rellenar huecos en un currículo que supuestamente está pasado de moda ¿? y no a aprender por el puro placer de aprender, de ser mejores. Nos enseñaron que ser parado es lo mismo que estar parado, cuando no lo es, y no a pensar que un tiempo sin tener que realizar un trabajo nos abre las puertas a reinventarnos y convertirnos en una versión mejor de nosotros mismos. Nos enseñaron que el concepto de ser útil es producir dinero, ¿o algo parecido?, y no a pensar que ser útil también puede ser ayudar a otros, pasear, reflexionar, crear o simplemente SER uno mismo.

Cursos para desaprender/reaprender

Con la autoridad que me otorga el haber caminado entre las ruinas de mi misma, haber tenido que rebuscar entre los escombros de mis propias miserias y tesoros, haber tenido que reconstruirme mientras aún sigo deconstruyendo otras partes y haber reencontrado mi centro, me atrevo a sugerir formaciones que me parecen prioritarias a «Aprender a rellenar un currículo» ¿Que te parecería hacerlo después de asistir a cursos como estos?

  • El arte de bailar con los ojos cerrados o de como crear mundos a nuestra medida
  • Preguntas importantes: cómo aumentar el nivel sonoro de mis carcajadas, qué canción usar para despertarme por las mañanas, qué ponerme para soñar más y mejor, cómo hacen las leonas para estar siempre despeinadas.
  • La mirada: esa extraña forma en que me reflejo en los demás, aprendiendo a gestionarla.
  • Descodificando lo que oyes, descartar lo superfluo como las noticias diarias, comentarios de personas que no te conocen y críticas que no aportan nada.
  • El miedo: ese amigo incondicional al que puedes mandar en busca de helados de chocolate en tus peores momentos, nunca te fallará.
  • «Stand by me» o el arte de ser fiel a uno mismo pero con plastilina, poesía y canciones «buenrolleras».
  • La generosidad conceptos básicos: pedir ayuda y saber recibirla.
  • Ecología emocional, desaprendiendo los sabores: Lección 1 – Desintoxicación: la amargura esta en el corazón.
  • Conversaciones con la almohada, descubrir al ventrílocuo que llevas dentro. Poniendo nombres a las voces interiores.
  • Cocinar y correr: todos los trucos para alimentar cuerpo y mente.
  • La vulnerabilidad: esa poderosa arma de construcción masiva.
  • Jugando a «Qué quiero ser de mayor»: Lección 1: Jugar no es competir: desaprendiendo las reglas y objetivos de «Quién quiere ser millonario». Lección 2 Jugar es útil y divertido.
  • El talento ese gran desconocido que habita en nuestro interior: parásito o simbiosis
  • Tiempos verbales: El Presente continuo es el único que importa.
  • La empatía: aprendiendo a cambiar el color de las gafas que llevas puestas. Lección 1. Llevas gafas puestas.
  • Tu Película: el arte de hacer de director, protagonista y guionista de tu propia historia. Lección 1: Fuera presión, tu película no tiene que ser la más taquillera para que tenga éxito, sólo te tiene que gustar a ti.
  • Análisis DAFO: enumerando Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades Nota: no cuentan útiles materiales ni eventos del pasado o futuro.
  • Risoterapia para crear un currículo:  cómo a usar la nariz de payaso para la foto o de cómo recuperar el saber reírse de uno mismo.
  • Entrevistas: trucos para a hacer preguntas inteligentes y recuperar las riendas, ¿sabes quién hace la entrevista a quién?
  • Redefiniendo conceptos importantes: útil y productivo.
  • El dinero: esa creencia engañosa , lecciones con la frutera de la esquina.
  • Nuevas técnicas para ligarte a tu empleo favorito. Lección 1: El arte de seducir sólo usando  tu cuerpo.

«Educar no es dar carrera para vivir,
sino templar el alma para las dificultades de la vida» (Anónimo)

Seguro que a ti se te ocurren muchos más, te animo a que los compartas en los comentarios. Además de haberte arrancado una sonrisa, ojalá haya sido capaz de hacerte entender lo que de verdad creo que es importante para mi. Si seguimos dando prioridad a la forma antes que al fondo seguiremos igualmente infelices y en crisis. A veces pienso que cuando una empresa saca al mercado un producto que no va bien o no se vende como esperaba es «obligada» a retirarlo, a cambiar de estrategia ¿Te imaginas una empresa con pérdidas constantes durante un año o dos? ¿entonces por qué nosotros no cambiamos la estrategia sobre cómo nos formamos, sobre lo que queremos, sobre lo que SOMOS?

¿Qué es la miseria?

La miseria no creo que sea la falta de dinero sino la falta de recursos mentales y la creencia de que eso no se puede entrenar, mejorar y sobre todo que no vale la pena hacerlo. La miseria no creo que sea no tener nada que llevarse a la boca sino creer que nada puede alimentar tu mente y hacerla crecer y cambiar.

Por si acaso necesitas una charla que te motive aquí te dejo este vídeo que a mi me encanta y me ayuda a seguir soñando que yo soy capaz de crear otra realidad y que vale la pena seguir intentándolo…

[youtube=http://youtu.be/STPQnysImgg]

Post Relacionados:
La miseria de un país o el país de las miserias …(1/3)
La miseria de un país o el país de las miserias …(2/3)

…a veces…
me niego a pensar
que existe sólo una realidad.
Yo me concedo el derecho
a trabajar para crear la mía
y ¿tú?

Chocolate Bailable
info@chocolatebailable.es

Una bailarina geóloga, una geóloga cuenta-cuentos,una cuenta-cuentos jardinera, una jardinera apasionada por los mapas, una comunicadora nata y ahora Community Manager y Diseñadora web, buscadora profesional de la belleza.

14 Comments

  • Susana Lago

    22.02.2013 at 11:27 Responder

    Ángela, para mí, éste es uno de los mejores ‘chocolates’ que has publicado hasta el momento. Estoy contigo en muchos de los aspectos que señalas, sobre todo me encanta las citas que has escogido para contar tu verdad. Igualmente, creo que para muchas personas afectadas por el desempleo, ha llegado un punto en que las condiciones son tan terribles, que ni tan siquiera pueden plantearse la reflexión que haces. Da vértigo ver lo grande que se ha hecho la bola, la cantidad de cosas importantes que se han escondido bajo la alfombra, al amparo de promesas y mensajes de paraísos innecesarios.
    Como siempre, un gustazo leerte. Besos

  • KATREyuk (@KATREyuk)

    22.02.2013 at 14:13 Responder

    Un gran final, sin duda…
    Yo debo añadir a esos cursos el de:
    Geles de baño: cómo elegir uno para potenciar un estado de ánimo y crearlo, suavizarlo y moldearlo.
    jajajajaja
    Un abrazo inmenso

  • Angela

    22.02.2013 at 14:41 Responder

    Susana, es justo eso lo que quería contar. Aún así para la gran mayoría de la gente un cambio implica cosas que desconocen o creen que son importantes y si te das cuenta tampoco saben pedir ayuda…es como, tú dices, una bola debajo de la alfombra a la que nadie quiere mirar pero está. Confío en que el sentido común, ese que se rige por los sentidos y no por «la comunidad» nos de pistas y nos empuje a salir corriendo de esta nube gris donde no vemos nada…Gracias por venir y dejar tus palabras que complementan tan bien lo que yo quería transmitir! Beso!

    KATREyuk: ese curso es buenísimo! Me encanta! Tenemos que juntarnos unos cuantos y empezar a diseñar el nuevo plan para desaprender, luego ya veremos que aprendemos 😉 Gracias por esa sonrisa permanente, actitud positiva y maravilloso sentido del humor! Otro abrazo grande!

  • Shubhaa

    22.02.2013 at 20:14 Responder

    Ángela, espero sinceramente que esto sea el primer capítulo de tu libro, porque me ha ENCANTADO el concepto de historia-personajes-desenlace-reflexión-propuesta
    Me permito añadir dos cursos: Distinguir lo que quiero de lo que necesito y Cómo ser el presidente de tu club de fans
    Un abrazo con manitas y bracitos que salen del corazón

  • Adwoa

    22.02.2013 at 20:28 Responder

    Me uno al clamor popular. Sin duda, de lo mejor que has publicado. Y eso que tienes cosas muy buenas!
    No defraudas, Angela.
    Un abrazo cruje-huesitos

  • Desde el techo de España

    23.02.2013 at 00:56 Responder

    Ángela:

    Esta trilogía es… disruptiva. No recuerdo que antes hubieras hecho una serie así. El enfoque que das a los personajes de la toma 1 y 2, es digno de elogio. Y en la última toma, ya me imaginaba yo que si habías puesto tantos protagonistas, terminarías con un final tipo deux ex machina. Pero precisamente el deux ex machina no es el final de la historia, sino la intro de lo que en realidad querías contar. Muy bien en ese sentido. Has conseguido explicar de forma amena algo para lo que otros se subirían a un pedestal y con el proselitismo del sermón dominical, nos harían bostezar antes de cerrar la puerta por fuera.

    Me quitaría el sombrero, sino fuera porque ya me lo había quitado antes. Me has dejado despeinado de los pocos pelos que tengo, que lo sepas.

    Como dicen por ahí, puede ser uno de tus mejores ‘chocolates’. En mi humilde opinión, no es un chocolate. Es otra cosa. Pero más bailable aún si cabe. Es quizás ese nuevo proyecto en el que llevas pensando y que nos tiene curiosos a todos.

    Desde el techo de España, un beso gordo.

    Las petis te dan recuerdos.

  • virginia

    24.02.2013 at 13:06 Responder

    Qué me gusta esta trilogía, yo hice trampa y la leí toda de una vez, visualicé a cada personaje con su talento y su miseria, y esa tutora del taller, por favor qué pena de mujer… podríamos comenzar a definir el concepto de miseria y saldrían tantas visiones como lugares en el planeta, gracias por abrirnos la puerta a explorar todas las caras de España.
    Qué derroche de creatividad para los talleres, maravillosa, tantas cosas que aprender! se me ocurre añadir un par que quizá, solo quizá, pueden entrar en la lista:

    -Cómo decirle 4 cosas claritas a tu ego, cómo «quitarte de en medio de tu propio camino» o cómo «protegerte de tus propios pensamientos»: sí, si eres capaz de ver la conexión entre estos 3 talleres es que estás preparado para pasar a la lección 2.

    -Quiero ser madre, quiero ser padre: sesión 1 Autoconciencia: Ser y Estar; sesión 334: educar sin castigos ni recompensas ¿que qué?

    Bueno este post entonces qué hacemos, lo mandamos a los programas de orientación del INEM como punto de partida ¿no?

    Gracias Ange!! un beso

  • Angela

    24.02.2013 at 19:01 Responder

    Shubhaa, la verdad es que esto está empezando a una forma que a mi también me gusta. Me encantan tus propuestas y además pensando en ti me encantaría que hubiera talleres de abrazos! 😀 ¡Te mando uno de los lentos!

    Adwoa: muchas gracias! La verdad es que me estoy animando, es como si necesitara encontrar la forma de contar historias para enseñar mis realidades, al menos así puedo compartirlas de una forma amena…¡Otro abrazo de esos que son bien buenos!

    Desde el techo de España: ¡Bienvenido! Me alegra verte por aquí y agradezco y aprecio muchísimo tu comentario! Yo creo que vas a tener razón, este es el inicio de algo que llevo gestando algún tiempo y empieza a tomar forma…me anima saber que mi mensaje llega y que se comparte ¡Un saludo muy especial para el techo de España y sobre todo a esas petis!

    Virgi: ¡Qué buenas propuestas de cursosss!!! Me encantan todas ¿mandamos esto al INEM entonces? 😀 Yo creo que esto de verdad es el comienzo de algo 😉 ¡Gracias por estar ahí!

    Agradecida a todos por esta acogida de lo que probablemente sean los tres posts que mas me haya costado escribir pero que ha merecido mucho la pena ¡sin duda! ¡Un abrazo y gracias por venir y contribuir!

  • Tegala

    27.02.2013 at 20:28 Responder

    Mi querida Ángela, he tenido que aplazar la lectura de los dos últimos capítulos y, qué decirte? Me encantan tus descripciones de talentos ocultos y de esperanzas puestas sobre la mesa. Me encanta el desenlace y qué decirte de la reflexión final… fantástica. Estoy muy de acuerdo con Susana, la bola se ha hecho muy grande y hay personas que ni pueden ni saben plantearse otra situación. Reinventarse cuesta, hace falta bajar a nuestro pozo oscuro y subir con ideas renovadas, hace falta romper papeles heredados, esquemas, moldes… y en ocasiones las cargas son tan duras que la cabeza no da para reinventos.
    Pero por supuesto, con tu propuesta y tu forma de verlo, todos seríamos mucho más felices. Te lo digo yo, que no sé cuantas veces me he tenido que reinventar, casi tantas como «fracasos» y en cada uno de ellos, después de caer tuve que subir, a veces dejándome las uñas y los sueños.

    Eres grande, grande, grande, tanto como linda!!

    Abrazos con brisa de mar.

  • Angela

    04.03.2013 at 18:30 Responder

    Querida Tegala,
    Gracias siempre por venir y dejar tanto de ti aquí! Tu eres una de esas personas que demuestra que reinventarse es posible si se le ponen ganas y aunque cueste se consigue 😀 Ojalá que más, muchos más sientan que no están solos y que algunos de nosotros buscamos nuevas formas de estar para salir de esta crisis de valores que nos tiene tan confundidos con lo que no es importante.
    Un beso en ese corazón grande!

  • Laus Fullana Gomila

    30.03.2013 at 00:06 Responder

    Muy buena la reflexión Angela.
    Me gusto el modo de narrar la historia: esa doble descripción de los personajes. Voy a intentar hacerla a mi persona. Para poder ver en mi las posibilidades que se esconden aún bajo el miedo. Me uno a tu club de fans!
    un abrazo.

    pd: me gustó el punto final del vídeo así que lo comparto!!

    gracias.

  • Angela

    30.03.2013 at 10:53 Responder

    Hola Laus! Bienvenida a Chocolate Bailable 🙂
    Me alegra que te haya gustado, que de alguna manera haya despertado esa curiosidad en ti de poder verte desde fuera y desde dentro. Yo creo que es imprescindible en la búsqueda de la felicidad pero nos ponen tanta prisa en lo urgente, que no importante, que vamos todos con la lengua fuera sin saber muy bien a dónde…
    Gracias a ti por venir y dejar tu huella!
    Otro abrazo!

  • ¿Cómo ves el futuro? | Chocolate Bailable

    04.02.2014 at 22:03 Responder

    […] La miséria de un país o el país de las miserias […]

Post a Comment