La luna y el sol -
580
post-template-default,single,single-post,postid-580,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

La luna y el sol

La luna y el sol

lunaysol«Cuenta la mitología que antiguamente, cuando mandaban las mujeres, los hombres estaban obligados a obedecer y a efectuar todos los trabajos, aun los menos agradables. Para mantener a los hombres en esta subordinación, las mujeres habían inventado unos juegos que transformaron en la ceremonia llamada Kloketen. Estos consistían en que las mujeres se pintaban el cuerpo de formas diversas y a través de la pintura se convertían en espíritus. Por medio de apariciones de estos espíritus fingidos, atemorizaban a los hombres haciéndoles creer que tales espíritus descendían del cielo o salían del interior de la tierra.

Sigue refiriendo la mitologia que un dia el SOL, en aquel entonces hombre inteligente y buen cazador, era marido de la LUNA, la que ejercia gran nfluencia sobre las demas mujeres. Un dia el SOL, al regresar de la caza, observó como dos mujeres se bañaban en el rio, haciendo desaparecer del cuerpo la pintura con la cual se presentaban como espiritus.

El SOL comunicó sus observaciones y sospechas a los demas hombres, quienes seguian observando a las mujeres sigilosamente; de este modo se descubrieron los engaños. Entonces los hombres, muy enojados y armados de un gran palo, asaltaron el rancho del Kloketen, matando a todas las mujeres. La LUNA, que era de gran poder, recibió tambien un fuerte golpe. Pero en seguida se estremeció el mundo entero y el cielo amenazaba romperse. Nadie se atrevia a darle un segundo golpe para terminar con ella. Al final, un hombre valiente la echó al fuego; mas la LUNA logró huir hacia el cielo, llevandose en el rostro algunas quemaduras que todavia pueden verse.

Muertas asi las mujeres, con excepción de las creaturas pequeñas, los hombres estudiaron la manera de imitar y practicar los juegos que antes ellas ejecutaban.  Se pintaron de la forma más variada y según las caracteristicas del espíritu a quien querian representar. Engañaron a las mujeres de igual modo y las tuvieron bajo su dominación. Hoy, ellas contemplan desde lejos los movimientos y bailes de esos espiritus y el miedo las mantiene sujetas a la voluntad de sus maridos.»


Será, mujer, que aún no has descubierto sus pinturas y que él es igual que TÚ?

Será, hombre, que aún necesitas ese juego para sentirte mejor?

Será que no estamos ya todos muy cansados de juegos?

Fragmento extraído de «El Albergue de las mujeres tristes» de Marcela Serrano, Alfaguara (1997).

Tags:
, , ,
Chocolate Bailable
info@chocolatebailable.es

Una bailarina geóloga, una geóloga cuenta-cuentos,una cuenta-cuentos jardinera, una jardinera apasionada por los mapas, una comunicadora nata y ahora Community Manager y Diseñadora web, buscadora profesional de la belleza.

7 Comments

  • Pedro, también llamado bicipalo

    07.03.2009 at 15:20 Responder

    Llega el «niño cazador»…, como me llama mi amiga Patricia…, pero se refiere a un niño prehistorico que acecha con sus armas de silex, con su lanza de madera…, realmente creo que se refiere a eso o puede que a otra cuestión…,mas de mujeres.
    Pero estoy seguro que aquel homo joven veía a las mujeres primigenias como entes capaces de crear vida, como madres capaces de curarles las heridas, como mujeres capaces de salvar la vida de esos valientes cazadores cuando volvían heridos. Ellas debieron descubrir, durante sus paseos recolectando o cazando pequeñas piezas…,las propiedades curativas de las plantas y las propiedads alucinantes de hongos y raices. Ellas fueron las primeras hechiceras, las primeras chamanes, los primeros medicos en los albores de la humanidad…, las que poseían el conocimiento, la calma y la paciencia para observar, para deducir, para razonar…, incluso me atrevería a decir que fueron ellas las que comenzaron a decorar las grutas con las pinturas rupestres…, ellos poseían la fuerza y poco mas. Pero es tristemente cierto, que en algun momento de nuestra historia, el hombre decide golpearla por primera vez…, y descubre que es frágil, descubre que los musculos pueden mas que la mente cuando uno no sabe que contestar…,es así.
    Un saludo Angela…, la ambarina geologa que sabe tanto de la Tierra como aquellas mujeres que se acicalaron viendo sus rostros enlas cristalinas aguas…, las mismas en las que se reflejaba esa luna maltratada.

  • Angela

    07.03.2009 at 17:21 Responder

    Ay Pedro! Que bonitas palabras! Gracias siempre por darle un toque especial a lo que yo voy dejando aquí.
    Ni tu ni yo sabemos en que momento de la historia «la tortilla se dio la vuelta» y desde entonces las cosas para el lado femenino se pusieron difíciles y dejamos de creer en nosotras y de hacer muchas cosas…
    La verdad es que yo, como tantas otras, no quiero ser mas ni menos, sino IGUAL y DIFERENTE en algunas cosas…
    Beso para ti, niño cazador!

  • Tegala

    28.09.2009 at 13:08 Responder

    Me ha emocionado este post y las palabras de Pedro que me han encantado. Yo pienso igual que él, ellas fueron las recolectoras de plantas, las sanadoras de la misma forma que traían la vida y eso debió asustar mucho al hombre. No sé por qué motivo, con qué argumentos pensaron que era mejor mantenerlas sometidas y dependiendo de ellos. Y esa historia que inventaron o esos golpes recibidos los llevamos hoy en día marcados en nuestra piel para sentir un miedo que no siempre es real.
    Somos y podemos igual que ellos y esto no lo digo pretendiendo hacer un alegato feminista, más bien un canto a la igualdad.

    Un abrazo desde un lugar de la Macaronesia

  • Angela

    28.09.2009 at 14:38 Responder

    Hola Tegala!
    a mi también me emociona este relato, por eso lo compartí aquí. Y también las palabras de Pedro y las tuyas, al final es bueno ver y sentir que mas gente comparte esta visión…de igualdad manteniendo diferencias…
    Beso que llegue hasta Macaronesia!

  • Javiera

    10.10.2009 at 03:44 Responder

    Hola..comence ayer a leer este libro de Marcela serrano… y me conmovio muchisimo este fragmento de la luna y el sol.

    Tanto que hoy lo busque .. y encontre este blog…
    Hace un año que me separe, y en mi quedaron marcas como las de la Luna, estoy muy fragil a sentir que el poder presencial del genero masculino, se hace pesar, muchisimas veces carente absoluto de amabilidad, compasion o inteligencia emocional…me cuesta creer en el amor nuevamente. siento que solo nosotras las mujeres mas aun las que tenemos hijos aveces algunas nos damos cuenta del Valor inmenso que es ser mujer. Nuestra fortaleza interior, nuestro aguante de dolor e injusticias, a las exigencias de la sociedad, de la moralidad, de tantas vayas que solo nosotras sabemos…. las ganas de seguir adelante. De la lucha por la Igualdad de generos De lo cual discrepo absolutamente.
    Yo lucho por el Respeto a la mujer, por que a nuestros niños se les enseñe la importancia en nuestra escencia vital, creativa, y sacrificada. Denuestra capasidad notan solo reproductiva sino tambien proeveedora a a vez.
    anifiesto por el respetohacia ambos generos, pero aun mas pio Valoriazacion a la mujer… Ya que nuestras capacidades y facultades, lamentablemente para algunos son imposibes de igualar.
    El amor que buscamos, esta dentro de nosotras, de el debemos aferrarnos y transmitirlo a quienes queramos. El valor a nuestra naturaleza debe ser tan grande, que nos proteja de todo mal que nos quiera acechar.
    Celebremos nuestra capacidad retroalimenticia.

    Un beso

    Javiera ,
    23 años
    Chile

  • El infinito en la palma de la mano – Gioconda Belli « Chocolate Bailable

    10.10.2009 at 09:33 Responder

    […] su irremediable ansia de matar cuando se trata de sobrevivir o alimentarse,  su conexión con el SOL que le da la claridad de ideas y las energías para resolver problemas cuando todo esta en contra y […]

  • Angela

    10.10.2009 at 10:13 Responder

    Hola Javiera,
    Bienvenida a Chocolate Bailable!
    Me gusta tu visión de retroalimentación, de que esa fuerza que nos impulsa nos haga fuertes tambien para protegernos de las injusticias…lo cierto es que en muchos lugares del planeta muchas mujeres aún no han descubierto ese «juego» que las mantiene en el miedo, porque hace falta que a veces alguien te lo recuerde, hacen falta recursos para que muchas de ellas sean conscientes de esa fuerza y esa capacidad.
    Si la has encontrado, concentrate en ella, el lo que te permite hacer y no dejes que bada ni nadie haga que la pierdas…

    Saludos y mucha suerte en tu camino, espero que disfrutes mucho con ese libro, es uno de mis favoritos.
    Vuelve siempre que quieras!
    Ángela

Post a Comment