Vanity Fair en español después de su primer año -
1536
post-template-default,single,single-post,postid-1536,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Vanity Fair en español después de su primer año

Vanity Fair en español después de su primer año

P2154821-3
En Septiembre de 2008 nace la edición española de la revista Vanity Fair. Un año después de haberla seguido te la presento por si aún no la conoces. . .

La descubrí aquí en Soitu.es, donde se hacían eco de la nueva edición y la noticia decía así: «Vanity Fair nació en 1913 con la intención de ser el referente editorial de la cultura y la alta sociedad estadounidense. En sus páginas firmaban escritores como Dorothy Parker, Djuna Barnes o T.S Eliot. Tras una caída de ventas y de ingresos publicitarios Vanity Fair desapareció de escena hasta que en 1983 resurgió: crónica de la alta burguesía, cultura, actualidad y celebrities. Fue la adaptación del formato a los nuevos tiempos. Vanity es una revista generalista aderezada con el barniz de la fama y el dinero. Sus portadas dan la vuelta al mundo.»

En la misma noticia encontraba en las palabras de su directora, en un vídeo,   una definición de lo que es esencialmente Vanity Fair:

«Vanity Fair, tiene dos pilares fundamentales que son fáciles de explicar y muy difíciles de hacer: tiene buenísimos reportajes, historias que no se encuentran en ningún otro medio, un punto de vista completamente diferente al de otros medios de comunicación y los mejores fotógrafos del mundo.»

Lourdes Garzón

Con esta definición y con lo que conocía de la famosa revista en su versión en inglés me lancé a comprarla y sumergirme en sus páginas para ver si realmente me sorprendia. Con la reina Rania de Jordania en su primera portada, fotografiada por Mario Testino y entrevistada por Ángela Rodicio, descubrí a una mujer cercana y decidida que «entiende la monarquia como una potente y moderna multinacional, a través de la cual intenta aproximar Oriente y Occidente». Aunque ya había leído algunas cosas sobre ella verla retratada por ambos, fotógrafo y periodista, como reina, colaboradora de varias ONGs, madre, esposa y también un icono de la moda actual desde un punto de vista muy cercano y distendido me gustó.

Mas tarde en la edición de febrero me encontré con la «versión del cuento» del secuestro de  Ingrid Betancourt y Clara Rojas contada por esta última. Ambas fueron protagonistas de muchas noticias, portadas y entrevistas pero sin duda en el reportaje de Vanity Fair me sorprendió la versión de los hechos que Clara cuenta y los verdaderos motivos por los que ella también fue secuestrada.

Por último me lleve una sorpresa al «conocer» a Carmen Romero,  ex-mujer de Felipe Gonzalez. Después de leer su entrevista sentí que me gustaría compartir un café con una mujer así, que habra visto, oído y sentido tantas cosas de la política en España y no solo. Optimista, que se sabe reír, de esas que seguramente  con cada palabra que salga de su boca puede enseñarte algo, por pequeño que sea, que ha sabido vivir en la sombra, manteniendo su privacidad,  y  que vive su vida, donde en este momento según ella tienen espacio sus hijos y nietos y su trabajo como traductora de italiano.

Pero en Vanity Fair España no todo es perfecto y creo que aún tienen mucho que mejorar para no caer en la «tentación» de convertirse en una revista mas de «cotilleos» y donde se airean las vidas poco interesantes de famosillos y grandes familias españolas que poco o nada aportan a esta publicación espero que busquen otros imposibles para entrevistar en España, porque hay mucha gente interesante por descubrir. Además y en comparación con la versión americana le hace falta una página web mucho mas elaborada, interactiva y viva. Y por último personalmente no me gusta nada que por querer suscribirme desde Portugal me quieran cobrar lo mismo que si viviese en el otro extremo de Europa y eso suponga una diferencia de 50 € mas de lo que pagaría si estuviera en España…y es aquí cuando pienso, tan lejos, tan cerca…

Quizás te preguntarás por qué he destacado entrevistas solo de mujeres y la verdad es que me gustaron mucho los reportajes de Obama y el Dalai Lama, quizás no te haya cautivado esta pequeña fotografía que hoy te traigo de esta revista, quizás, estas pensando, te atrevas a comprarla solo por curiosidad, quizás descubras entre sus páginas esa foto que te sorprenda, cuando menos te lo esperas, porque sientes que el fotógrafo ha conseguido captar la esencia del personaje, los olores de un lugar que ya has visitado, o las intenciones de una figura pública de la cual no tenias esa impresión y todo esto en una foto. . ., quizás te enganches a las tendencias que la revista va marcando en sus páginas silenciosamente mientras la hojeas entre las prisas del metro, en la oficina a escondidas o en un viaje a Italia. O quizás, simplemente, no te interesa nada y ni siquiera has llegado hasta aquí.

Y sí, he destacado mujeres porque ellas me han llamado la atención y porque entre otras cosas, inconscientemente, si tuviera que personificar a Vanity Fair en un ser humano sería una mujer, una mujer elegante, que marca tendencia, que no siempre cae bien, pero que casi todo el mundo ha  querido conocerla alguna vez. Una de esas mujeres que no pasan desapercibidas en ningún sitio, que dejan un perfume intenso a secretos, a vidas lejanas e historias cercanas, un perfume a vidas reales y a veces no tanto, a política, a miradas diferentes, a eventos culturales, a arte en alguna de sus variadas formas . Una de esas mujeres que pregunta directamente y demuestra sus ansias de saber, que ha aprendido observando y ha estado en muchos lugares y ambientes, buenos y malos. Una de esas mujeres que no mezcla negocios y amistad, así como reza en la última editorial de su directora «nosotros no somos amigos de nuestros entrevistados».


…a veces…


vengo así


un poco Vanity Fair…

 

Chocolate Bailable
info@chocolatebailable.es

Una bailarina geóloga, una geóloga cuenta-cuentos,una cuenta-cuentos jardinera, una jardinera apasionada por los mapas, una comunicadora nata y ahora Community Manager y Diseñadora web, buscadora profesional de la belleza.

1 Comment

  • Angela

    10.09.2009 at 15:32 Responder

    Me llega por e-mail un comentario de Jesusita:

    Hola: Angelita: GRacias por lo de Vanity Fair. Te estoy descubriendo una tendencia a que te gustaría ser entrevistadora, de personajes muy aportantes. . .
    por su experiencia de vida. ! Hágale! . . .
    Un beso
    Jesusita

    Querida Jesusita, entrevistadora no se, porque supongo que eso requiere una técnica para después poder transmitir, pero si que has captado mi mensaje, me gusta conocer experiencias de vida de personajes que aportan algo y con los que puedo aprender.
    Besos y gracias por leerte todos mis chocolates!

Post a Comment